sábado, 30 de junio de 2018

DE REBAJAS

Esta semana han empezado las rebajas, la verdad es que para mi empezaron la semana pasada que me pase por el outlet de la Jonquera y me compré las primeras prendas rebajadas de la temporada, y también una silla  para mi balcón donde paso largas horas leyendo y escribiendo, ahora mismo estoy aquí sentada y creo que es mi lugar preferido de este mundo, la silla no es nada del otro mundo, pero estoy tan bien que, cuando llego del trabajo me preparo una limonada un buen libro y a tomar la fresca, después de los días que llevo de estrés a tope de todo esto creo que es lo mejor del día. Bueno pero voy a dejar de dispersarme y a contados que me he comprado esta semana.
Este fin de semana en el que la gente parece que pierde la cabeza porque es San Juan, el inicio del verano, calor, fiestas, verbenas y un largo etc en el que no voy a entrar puedo decir que es uno de los fines de semanas que menos me gusta del año bueno en teoría la noche de San Juan junto con la de fin de año, nunca les he encontrado la gracia de hecho me lo acabo pasando mejor cualquier otro día.







Este fin de semana como cualquier otro he ido a pasarlo a casa mi madre, donde cocina de muerte y se esta como en un hotel de 5 estrellas por que me podéis decir lo que queráis pero is al hotel mama es lo mejor que puede pasarte un fin de semana cualquiera, comida casera, todo en su sitio y en mi caso no tengo de preocuparme de nada, por lo que me lo paso genial y encima disfruto con su compañía, el sábado por la mañana decidí acercarme al Violeta by Mango, para las privilegiadas de esta vida que utilizáis una talla mini os diré que es la tienda de Mango de "tallas normales" vamos lo que todos conocemos por tallas grandes.

Esta semana han empezado las rebajas por lo que cuando entro en esa tienda es como entrar a una dimensión paralela donde pierdo la cabeza y parte de mi cartera.
encontré una chaqueta de entre tiempo de color naranja pero no me quedaba demasiado bien y la descarte, luego me probe una camisa rosa palo que me quedaba un poco mal por lo que tube que intentar probarme una talla más pequeña, yo y mis manías de probarme las cosas xxl y luego me quedan como el culo.
Pero tengo que decir que mi talla me quedaba como un guante por lo que la puse en el montón de cosas que se venían conmigo a casa, también me probe un jersey de manga larga con flamencos que me va a ir genial para setiembre, y la verdad es que parecía hecho para mi, otra prenda para el montoncito, también me probe una camiseta rosa básica que automáticamente también la puse en el montón del si, y finalmente una camiseta de rallas estilo marinero para llevar con pantalones blancos (los que me había comprado la semana pasada) por lo que mi montoncito acabo siendo un montón de cosas ahhh y finalmente se me olvida deciros que también me compre un jersei de manga larga azul cielo.
Descarte un jersey de manga larga de color rosa porque me hacía bolsas creo que hubiera necesitado una talla menos pero como ya me había quedado bastantes cosas pues me pareció suficiente. Creo que por el momento puedo decir que puedo dar por finiquitadas las rebajas, aunque no descarto que caiga alguna cosa más aunque a día de hoy mi mente ya esta pensando en el destino de la vacaciones y las rebajas han quedado en un segundo plano. Por otro lado tengo de deciros que soy de las que se compra las cosas cuando las necesita esto creo que ha sido una casualidad aunque sea todo de la misma marca, estoy encantada con las compras.

jueves, 21 de junio de 2018

UN FIN DE SEMANA DE RELAX

Hace unos días fue el cumpleaños de Nico, la verdad es que cada año intento sorprenderlo con algo que le guste. (yo estuve con mi amiga el año pasado para celebrar mi cumpleaños)
Este año des de que ha llegado de Canada esta  muy cansado y la verdad es que no acaba de levantar cabeza, entre el trabajo, el constipado y haber estado un mes fuera creo que necesita descansar, pero no descansar a mi manera que digo que necesito descansar y me pongo a comprar plantas, arreglar el balcón y ponerlo bonito , pintar las persianas y si me queda tiempo pongo un par de lavadoras cocino para la semana ir menos atareada y luego le doy a la plancha.
Pues el necesita descansar por lo que decidí regalarle un fin de semana en un spa, si en un spa en el que yo no hubiera ido nunca, entre otras cosas porque no hay cobertura solo se oyen los pajaritos y el ruido del río.
 Spa la Central esta entre Darnius i Maçanet de Cabrenys, cerca, muy cerca del pantano de Boadella y antaño había sido una central eléctrica, Cuando llegas a Darnius tienes que coger una carretera donde acabas pensando que no vas a llegar a ninguna parte,pero al final de camino esta el hotel, en un bonito y solitario parage donde todo es bastante slow, ecológico y relajante, la verdad es que yo soy más de ir a desestresarme a  una gran ciudad, con sus calles, sus tiendas y su banda sonora entre coches y murmullo de la gente andando.
Pero no allí estaba yo en el culo del mundo sin cobertura en un sitio sin piscina, pero con un bonito río para poder leer al lado y con unos parajes donde poder hacer excursiones.
Llegamos por la tarde, fuimos directos al Spa,
o mini spa, la verdad es que yo no pude estar mucho rato ya que no es demasiado bueno para mi, luego nos cambiamos y pusimos rumbo hacía una de las rutas, digamos que no llevamos el calzado más adecuado para ello, tengo que deciros que parezco novata yo ya había estado y se me olvidaron las deportivas, pero como soy bastante tozuda y persistente llegamos a la cascada del diable, luego cuando volvimos, donde casi me dejo mis pies en el intento me tumbe a leer al lado del río creo que eso fue una de los mejores momentos del fin de semana encontrar un lugar tranquilo donde leer y olvidarme del mundo, Nico más contento que nadie, y yo negra porque sin cobertura no se vivir.....
La cena tengo que decir que fue muy a corde con el sitio, de primero un tartar de gambas
para mi y para Nico unos farcellets de butifarra de perol
, de segundo pedí cochinillo con salsa de mostaza
y Nico Cordero con salsa de café Royal
y de postres un ferrero roche y una tarta de manzana, ahh y un gintonic con el sonido del río de fondo y de compañía los gatos del hotel.









Pero se me olvidó deciros que es un hotel solo para mayores, ya lo sabía de la anterior vez, solamente admiten a mayores de 18 años, cosa que entiendo porque con la tranquilidad que se respira no se podría aprovechar si fuera de otro modo, Ya hay hoteles familiares para ir con niños.


El desayuno 100%  Ecológico, no hay fotos del momento pero os puedo confirmar que estaba buenísimo, luego hemos estado  un rato en el spa y hemos acabado la mañana en el Gran Jonquera Outlet donde he aprovechado para comprar alguna cosilla, en otro post os lo enseñaré


viernes, 1 de junio de 2018

TEMPS DE FLORS 2018

Este año mi prima Ada cambió de trabajo, este cambio ha hecho que pueda venir menos de lo que quisiera puesto que los horarios son un poco "jodidos" trabaja de tardes y los sábados por la mañana, algunos domingos y todos los festivo y aún y así los sábados por la tarde hace de monitora en un grupo de scouts, por lo que su tiempo libre en estos últimos meses se ha reducido considerablemente por lo que la última vez que vino fue por mi cumpleaños ha hacía unos meses, y este fin de semana que ha tenido un poco de tiempo libre y más este fin de semana en Gerona ha habido el "temps de flors" empezó el dia 12 y ha finalizado el dia 20.
El primer dia fui con mi amiga Alicia, estuvimos dos horas callejeando pero las calles estaban demasiadas llenas de gente y los principales monumentos con unas colas kilométricas para poder entrar por lo que acabamos paseando viendo algunas cosa y dejando muchas otras para otro día.
El segundo día quedé con una compañera del trabajo y su amiga, era miércoles y cuando deje a las niñas con su madre me fui a ver las flores con las chicas, el miércoles el horario de visita se alargaba un poco más por lo que se podía visitar de noche,estuvimos visitando otros sitios que no habíamos vista y cuando nos casamos de andar nos fuimos a cenar, el dia acabó genial.
Finalmente el sábado Ada llegó a la hora de comer, yo ya tenía la comida hecha y la estaba esperando, comimos y nos pusimos al día después de tantos días no vernos teníamos mucho por contarnos, luego miramos el billete de avión puesto que mi prima se va a un campus a aprender ingles este verano y le faltaba el billete de avión (pero esto es otro post)
Luego nos fuimos al centro, aunque había amenaza de lluvia nosotras nos fuimos a callejear y ver flores, empezamos por ayuntamiento, la subida de sant Domenech, luego seguimos hasta la catedral, y debajo de ella , para ir al claustro y luego ir a los baños judíos, uno de los espacios más bien decorados para mi gusto.
También os tengo que decir que se ha notado la política que acompaña al pais en estos momentos, el 155 y espacios reivindicativos, que se tiene que hacer, seguramente para que no caiga en el olvido, pero es tiempo de flores y en algunos casos las flores han relucido por su ausencia.
Lo peor según mi humilde opinión ha sido la escalera de la Catedral, de noche gana un poco, pero ya hace años que no entiendo la interpretación quizás algún entendido debería explicármelo.
Luego fuimos a reponer fuerzas al Bistro, habíamos reservado mesa y nos comimos una piza de pages paseamos después de cenar, Gerona tiene su encanta, aunque en esta época este llena de gente y con mucho turista y luego nos fuimos a casa, el cansancio nos había ganado


jueves, 24 de mayo de 2018

PRIMER DIA DE PLAYA

Unos días antes de venir mi prima me llamó toda emocionada, todavía no he estrenado el bañador que me compré, iremos este finde a la playa? a lo que mi respuesta fue: pues si el sábado vemos las flores y el domingo en el caso que no se nos peguen las sabanas podemos ir a alguna cala que este bien, siempre vamos a la misma playa, por comodidad cercanía y aparcamiento pero antes que llegue la mar abunda por que no, aprovechar que somos de la zona y buscar una cala un poco más chula y comer allí en un chiringuito por lo que hice los deberes.

Mis compañeras que hacen controles alimentarios  me recomendaron varios sitios pero en concreto uno en que había estado el pasado domingo mi amiga y compañera se el dia que quedamos para ver las flores se pasó largo tiempo contándonos lo bien que habían comido el domingo con el descubrimiento que habían hecho, pero  eso si, se tenía que hacer reserva por que sino....
El sitio en cuestión esta en Begur, se llama Aigua Blava y cerca tiene un parador de turismo cerca, también hay el camino de ronda con el que se puede ir rodeando la costa e ir viendo paisajes bastante bonitos. Pero nosotros teníamos entre ceja y ceja playa por lo que lo que hicimos el fue levantarnos a una hora razonable y desayunar sin prisas, luego preparamos las toallas y pusimos dirección a la playa, esto esta pasado Playa de Aro muy cerca de Palafrugell por lo que con el trafico que había si le añadimos que el lunes fue fiesta en Barcelona pues tardamos un poco más de lo calculado pero no nos perdimos, que esto en mi es todo un logro.
Cuando llegamos nos dimos cuenta que no teníamos más opción que aparcar en un parking i que nos iba a costar casi más caro que la comida, me pareció un robo a mano armada.....
Cuando llegamos a la playa entendimos el porque del parking la playa con arena blanca fina que se pone hasta en las ideas, un agua azul cristalina, sin ninguna roca en el horizonte por lo que nos disponíamos  a tomar el sol no sin antes haver sorteado a todas las familias, amigas, parejas, y personajes varios que habían tenido la misma idea que nosotras, y ya era raro ya que el día anterior había faltado poco para que cayesen chuzos de piedra....
El aire era un poco frío y los pies cuando salían del agua tenían un ligero color azulado, pero no os preocupéis nadie sufrió amputación alguna todos salimos con la circulación saneada por unos días.
Nos habían dado mesa para comer a la 1 era la única mesa que quedaba!!!! suertudasss o pringadas no se yoo!!! un domingo comer tan pronto, yo tenía otros planes...
de primero nos pedimos un tartar de tomate con atún y cebolla y luego no lo vais a adivinar nunca, pues bueno os lo digo...
una paella, que no quedo ni un grano de arroz, estaba muy bueno.

y los mejillones tampoco estaban nada mal, todo estaba hecho al fuego de leña, la verdad es que realmente vale la pena ir a comer a este restaurante pero también os tengo que decir que lo catalogo como un restaurante caro, yo antes de ir mire la carta para tener una orientación de cuanto nos costaría pero también os tengo que decir que esta todo muy bueno.
De poste tarta de queso con te macha, eso lo compartí con mi prima por pura gula puesto que podía salir perfectamente volando, estaba muy bueno,  incluso el te macha que no me apasiona me encantó, por lo que no os puedo más que decir que seguramente y en alguna que otra ocasión creo que repetiré.
La parte positiva de haber comido pronto es que nos dimo tiempo a tomar el sol y nos echamos una siesta histórica incluso el viento que nos acompañó nos vino bien porque sino, nos hubiéramos tostado a las cinco nos fuimos ya que Hada tenia que coger el tren a las seis, nuestro fin de semana llegaba a su fin, con la promesa de vernos antes de que Hada se valla de viaje en agosto a Malta al Campus de Ingles al que se ha apuntado


viernes, 18 de mayo de 2018

LA GASTRONOMÍA DE CADAQUÉS

Cuando mis amigos me dijeron que venían por Semana Santa quise que fuera todo perfecto, las excursiones, las visitas a los sitios, los restaurantes, la verdad es que siempre que nos encontramos en Madrid ellos nos llevan a comer a algún sitio que nos acaba sorprendiendo, yo tenía el listón muy alto, pero nada es imposible, por lo que el dia que hablé con Merce, lo primero que hice fue buscar mesa en uno de los restaurantes de Cadaques, se llama Compartim, había intentado ir varias veces todas fallidas por culpa de Nico, ya que nunca me dejaba reservar y cuando nos decidíamos era demasiado tarde por lo que me dije, esta es la mía voy a reservar si o si!!!! y vamos  que si lo hice, era un sábado a finales de enero y yo ya estaba reservando mesa para semana santa.
Compartim es un restaurante que esta en Cadaques, se puede ir sin reserva pero si tienes pensado comer allí es mejor reservar, hacen comida de mercado y como bien dice el nombre lo platos son para compartir.
Los cocineros son antiguos trabajadores del Bulli por lo que os puedo decir i confirmar que cada uno de los platos son un baile de gustos y aromas para el paladar.
Cuando llegamos el restaurante estaba lleno hasta la bandera, pero por suerte nosotros teníamos nuestra mesa esperando.
De entrantes pedimos un canelo de atún que puedo decir que es de los mejores que he comido nunca, luego pedimos unas navajas a la plancha con espárragos, el contraste de gusto era bastante peculiar estaban muy buenas, y también ensaladilla, creo que en la vida volveré a comer una ensaladilla como esta, la verdad es que estaba muy buena, vamos que si a mi me saliese la mitad de buena que esta la haría cada dia en cambio de normal no soporto la ensaladilla.


Luego cada uno pidió un plato principal, yo pedí vieiras a la plancha,






Nico pato al estilo oriental, era magret de pato a la plancha que se tenia que pasar por una sopa, Merce pidió salmón también del mismo estilo que el pato, era salmón fileteado que se pasada por un caldo y quedaba hecho al momento, estaba mmmmmm!!!!! y Alberto pidió costillitas de conejo
rebozadas con espuma de all i oli . Bueno os puedo decir que nos pusimos las botas, probamos todos los platos y puedo decir que estaban todos a la par de buenos . Y de postres una tarda de queso
y ya tortilla de coco, a mi personalmente no me gusta el coco pero tengo que reconocer que estaba muy buena
 y yo un coulan de avellanas que parecía pertenecer a otro mundo de lo bueno que estaba, si me preguntaseis si volvería la respuesta claramente es si, con los ojos cerrados, de hecho no descarto volver . El precio nos costo más económico de lo que nos pensábamos por lo que calidad precio no esta nada mal y los platos no te los ponen vacíos sino que las raciones se pueden compartir (como el nombre del restaurante indica, perfectamente)
El café lo dejamos y nos fuimos a tomarlo delante del mar, hacía sol, y con el buen tiempo que hacía hubiera sido un sacrilegio no hacerlo así.
Tomarse un café sin prisas, delante el mar, con buena compañía, no tiene precio