lunes, 27 de marzo de 2017

UN FIN DE SEMANA EN UN MONASTERIO

Hace unos meses por nuestra boda nos regalaron un pack Wonderbox, cuando me quise dar cuenta estaba a menos de tres meses para caducar, empece a llamar para reservar un fin de semana y la verdad es que encontré algún lugar que nos gustó pero cuando llamamos siempre nos decían que habían agotado las reservas de esta casa y que hasta noviembre no tenían disponibilidad, incluso se me ocurrió llamar a Francia a un hotel cercano a Carcasonne pero no tenían disponibilidad hasta finales de abril por lo que cuando ya estuve a punto de darme por vencida encontré un sitio que me pareció muy interesante, un monasterio.


una parte de el esta dedicado al turismo y tiene habitaciones y otra parta más reservada todavía hay monjes que siguen su vida.
Cuando llamé y me dijeron que tenían disponibilidad no me lo pensé dos veces y reservé pues dos días después caducaba nuestro bono y tampoco era plan de dejarlo perder.
La alternativa era tirar de enchufe e ir a algún hotel de la costa brava, pero cuando se lo comenté a mi compañera de trabajo me dijo que ni se me ocurriera, (no voy a entrar en detalles) por lo que decidí ir al monasterio.
Cuando llamé la chica de la recepción me pareció muy amable, la verdad es que poco después recibí un correo con todo de actividades para hacer en los alrededores, paseos, sedentarismo, visitar el planetario. Y también nos ofrecieron la posibilidad de una visita guiada por un monje escuchando la historia del monasterio o una excursión entre los almendros para conocer las plantas de los alrededores por lo que decidimos apuntarnos a las dos.
La sorpresa nos la llevamos el sábado, la previsión del tiempo ya auguraba frío, pero un indicativo de lo que nos esperaba fue cuando empezó a bajar la temperatura y a ver nuestro alrededor blanco.
todo estaba nevado, y la lluvia empezó a caer, cuando llegamos todo era blanco, el sitio era idílico, la verdad es que relajante y tranquilo si que lo era. Hicimos el checking y buscamos un sitio para comer, nos acercamos al pueblo más cercano y no encontramos nada por lo que acabamos en Balaguer, entramos en el primer bar que encontramos y tengo que decir que nos equivocamos, y luego dimos una vuelta por el centro de la ciudad, tengo que decir que es un lugar muy recomendable para visitar.
Visitamos el Santuario del Santo Cristo, el Cristo supuestamente, más antiguo de Europa. Luego volvimos al monasterio donde, por causas de la climatología se había anulado la excursión entre los almendros, por lo que nos apuntamos a la que había a las 17:00 a visitar el monasterio.
La visita me sorprendió y me gustó a partes iguales, nos contaron curiosidades y gran parte de la historia que había pasado entre aquellas paredes y la verdad es que me sorprendió lo que nos contaron, una de las curiosidades que nos contaron fue que parte de los sarcofagos que donde habían enterrados los restos de los Condes de Urgel se vendieron en su momento a unos señores de NY y ahora están en el museo de The Cloister, por lo que nunca los podrán recuperar. Los primeros mojes utilizaron un sistema de canalización poniendo 5000 piedras
con un agujero en el medio y incluso tenían agua en la cocina y el comedor. Curiosidades que hacen preguntarnos lo listos y apañaros que eran esos señores para sus tiempos. Luego volvimos a la habitación donde era bastante austera, sin televisor, suerte de yomvi, y esperamos a la cena.




Tengo que decir que la cena me sorprendió en el pack entraba la cena, y pudimos elegir, yo por mi parte elegí una ensalada de pimientos asados con queso y jamón, Nico por su parte un canalón de brandada de bacalao y de segundo asado de ternera con salsa de foie y Nico Bacalao al horno con all y oli de miel de romero, finalmente de postre un surtido de quesos el cual casi no pude ni probar de lo llena que estaba. Luego nos fuimos a la habitación, me puse al día con mi blog y aproveché para leer.
Por la mañana el desayuno puedo decir que fue igual de bueno que la cena hacía tiempo que en un hotel no desayunaba cosas tan ricas.
A la vuelta nos paramos a comer en Espinelvas, el pueblo archiconocido por la fiesta del abeto, en este caso pusimos en el mapa restaurantes cercanos, y tengo que confesaros que nos podría haber salido muy mal, pero nos salió genial, comimos muy bien, y descubrimos un buen restaurante al que seguro vamos a volver.







Tengo que deciros que yo tenia mis reticencias a ir a un monasterio, pero os confesare que me lo pase genial, que no descarto volver y que tienes que cambiar el chip a la hora de alojarte pero que te lo puedes pasar muy bien 

33 comentarios:

  1. Que excelente regalo te han dado, la verdad es que por donde lo veas fue espectacular y único, aunque te voy a confesar que la parte que más "envidia" me ha dado es la de la comida (ñam ñam) y la selección de platillos que nos has presentado. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me acabas de poner los dientes largos con las fotos de las comidas...
    ¿Qué la octava foto? Parece un rebozado de algo, con un pequeño pegote de algo blanco. Aunque no sepa que es, me dan ganas de comérmelo.
    Me ha gustado el monasterio, yo he visitado unos cuantos, y siempre me parecen muy chulos.
    Pero lo que mas me gusta, son los patios interiores. Que lugares mas cucos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Que ricos se ven los platillos!! Se me antoja comerlos todos, jamás se me hubiera ocurrido visitar un monasterio, pero suena una buenísima idea si lo que quieres es desconectarte completamente de la rutina. Magnifico! Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Creo que solo por la comida mereció la pena la escapadita jejeje, nunca he ido a visitar un monasterio en plan para quedarme y eso, sí que visité uno cuando estaba en el cole y me pareció que el silencio era agobiante, también era una adolescente idiota jajja besos

    ResponderEliminar
  5. Suena como una película, con la nieve, el frío... A mí tampoco me llamaría nada la atención ir a un Monasterio, pero pensándolo como una escapada por qué no. Y si además disfrutas de buena comida, para qué más.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. Qué interesante visita!!
    Es impresionante la Historia, arquitectura y la cultura por allá por Europa. Es un privilegio poder viajar con facilidad de un país a otros por allá en cuanto a las distncias, etc...
    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    NO, ME, LO, PU, E, DO, CRE, ER estuviste en mi tierra, y es más, si visitaste Balaguer, vamos, casi nos olimos jajaja ¡¡¡¡porque vivo a minutos!!!! Pues ya sabes, si vuelves, avisa ¡eh!
    Obvio que conozco bien el Sant Crist, y Balarguer como la palma de mi mano pero, estoy pensando que monasterio puede ser...porque sinceramente no caigo.
    Oye menudos manjares ¡eh! Si es que en mi tierra se come demasiado bien, así de jamona estoy yo, aunque sea vegetariana jajaja
    Me ha gustado post, de verdad de la buena. Hay cosas que a priori descartamos porque nos pueden parecer poco atractivas, pero si nos atrevemos a probar, pueden descubrirnos parajes fabulosos y como no, pasar unos días inolvidables.
    Un beso guapa, y cuando quieras coca de recapte, que ojo en casa hacemos también jejeje, avisa!! jajajajaa

    ResponderEliminar
  8. Hola guapa!!!! Menuda aventura!! y que bonito que fue regalo de boda =)
    Como dices hay que cambiar el chip cuando se va a lugares asi pero es una experiencia maravillosa!!! me alegro que disfrutaran mucho.

    ResponderEliminar
  9. Que maravilla el regalo que te dieron, menos mal que no lo dejaste pasar. Me encantaron tus anecdotas y las fotos demuestran que es un lugar hermoso. De la comida mejor no hablemos porque ya me da hambre jajajaj un beso!

    ResponderEliminar
  10. Anda pues es un pedazo de regalazo, y veo que al sitio que has ido es precioso y aún encima has comido genial! Hay que tener cuidado con la caducidad de los packs, más si te los regalan que te olvidas de la caducidad, yo he ido a un hotel rural en Galicia con un pack de esos y una maravilla también! ������

    ResponderEliminar
  11. Uy! A mí el sitio me ha encantado, me pierden los edificios de piedras antiguas..jaja
    Las fotos de comida me han abierto el apetito de una forma que ni te imaginas, ¡Qué rico todo! Y te voy a confesar una cosa, a nosotros también nos regalaron un pack de esos..y se nos pasó la fecha!! Me alegra que lo pudiérais aprovechar porque vaya desastre somos nosotros. ¡Besosss :D

    ResponderEliminar
  12. OOooh! Cuando era pequeña hicimos una excursión con el colegio a la Ribeira Sacra en Galicia. Entre los distintos sitios que visitamos había un monasterio preciosísimo que también estaba reconvertido en alojamiento. Me quedaría a vivir allí para siempre... Como todos los monasterios antiguos estaba en un lugar privilegiado, alto y rodeado de naturaleza. Era tan tranquilo... Por lo que cuentas parece que el tuyo era igual! La verdad es que en un principio puede generar un poco de rechazo por el tema religioso, pero para nada. Es una experiencia maravillosa ^.^

    ResponderEliminar
  13. Vale lo del monasterio está genial y qué suerte que os tocara ese tiempo porque no sé me parece aún más idílico pero ¿la comida? Perdoooooooooooooona? Madre mía que pintaza tiene si son las 6 y media de la tarde y hubiera atacado todo! Y ya para rematar el restaurante de la vuelta.. mal mal, tu blog es un nido de tentaciones insanas jajaja, muaks

    ResponderEliminar
  14. Wow! que bella estancia, me sorprendió bastante pues la mayoría de mis viajes son a la playa, el bosque, lugares artísticos pero esto me dejo impactada para no siempre pensar en lo mismo y darle la oportunidad a nuevas experiencias.

    ResponderEliminar
  15. Hola guapa!

    Que curiosa tu visita, nunca he dormido en un monasterio, seguro que la experiencia es cuanto menos sorprendente, vaya festín de comer, todos los platos tienen una pinta estupenda!! Que suerte que pudierais disfrutar de la nieve ;)
    Besitos!

    ResponderEliminar
  16. Menuda experiencia!! y la comida tiene una pinta buenisima, ya se ve que lo pasaste genial un besazo

    ResponderEliminar
  17. Regalos como este enamora con locura. Me ha parecido genial esta experiencia que nos cuentas y que bueno que al final pudiste conseguir reservas. La nieve para mi es algo que me apasiona con locura. Preciosas fotos y gracias por compartir tu regalo con nosotros.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Creo que iria para ver su arquitectura y lo sabrosa que se ve la comida, lindo lugar.

    ResponderEliminar
  19. D: oye esa comida se ve super rica. Yo no creí que pudieran aceptar huespedes en un monasterio!, que bueno que te diste la oportunidad, yo tampoco la hubiera desaprovechado :D

    ResponderEliminar
  20. Que maravilloso lugar y experiencia! Una sola vez pude quedarme en un monasterio y fue hermoso.
    Besos! Maru.

    ResponderEliminar
  21. Que pintaza todo! Yo no he salido de España, me gustan esas escapadas imprevistas, que bonita la experiencia y encima todo nevado...ains, que enviadia, pero de la buena, y lo de yomvi...jajajaj eso no puede faltar y para terminar esa cena es espectacular!

    ResponderEliminar
  22. ¡Madre mía! Menos mal que no dejaste pasar el regalo y que encontraste el maravilloso monasterio. ¡Qué sitio tan bonito! Y qué mágico y romántico que nevara. De los platos mejor no te digo nada porque me dan todos ganas de comérmelos sin remordimientos. La tabla de quesos que nos muestras al final tiene una pinta exquisita. Me ha hecho gracia cuando dices "luego fuimos a la habitación y me puse al día con mi blog". ¡Qué enganchadas nos tiene esto del blogging! :D

    ResponderEliminar
  23. Nunca he dormido en un monasterio, pero después de leer tu post, me parece una opción muy buena. Seguro que estuvisteis muy tranquilos y que desconectasteis de todos los ruidos, ajetreos diarios, etc. Debe ser un lugar genial para relajarte y desconectar. Me lo voy a apuntar para ir algún finde.
    Me han encantado los platos que has mostrado, ya veo que encima no se come nada mal en un monasaterio. Y si encima le juntas la historia que conocisteis, ya me parece un plan genial
    Gracias por compartirlo

    ResponderEliminar
  24. Que genial y hermosa experiencia el pasar un fin de semana en un monasterio, por aca no hay, por lo que no se puede vivir esa experiencia, pero me encanto leer lo que viviste tu.

    Besos

    ResponderEliminar
  25. He visitado unos cuantos monasterios y conventos pero sin ganas de quedarme más tiempo jaja De hecho este es el primero que veo que tenga la opción de alojamiento para turistas, seguramente sea la manera de mantenerlo abierto, bss!

    ResponderEliminar
  26. Para empezar, que bien que te dieron ese regalito y mejor aún que tuvieron tiempo de disfrutarlo. Me encantaron las fotos de la comida, me las antoje jajajajaja!! Todo se ve delicioso. Siempre es bueno experimentar y abrirse a conocer !! Felicidades por tu paseo

    ResponderEliminar
  27. wow, me encantaron tus fotos y la comida se ve deliciosa me encanta e lgar y se ve increíble todo, se ve que la pasaste súper bien, muchas gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  28. Fin de semana en un monasterio? pues la verdad no lo hubiese imaginado a no ser que fuera para un retiro o algo así y me parece estupendo. Una idea y experiencia genial para todos y me la apunto porque tiene buena pinta. Gracias preciosa por compartirnos tu experiencia :)

    ResponderEliminar
  29. Que gran dato has compartido porque normalmente no soy de regalar cajitas y mi experiencia con las que me han regalado han dejado mucho que desear. Por eso me parece genial cuando a alguien le funciona, lo pasa bien y además lo comparte. Así que se agradece toda la info.
    Por cierto, yo no me hubiera metido en un monasterio así que me has sorprendido mucho. Las fotos de la comida... un placer divino ;)

    ResponderEliminar
  30. Me lo comería todo ahora mismo!!! jajajaja
    La verdad es que me parece un plan de lo más diferente y divertido, creo que no se me hubiese ocurrido nunca. La verdad es que me parece perfecto! A más de una nos iría de coña el pasar un par de días desconectando :)
    Me ha encantado el muñeco de nieve, te lo pasaste bien, eh? :D
    Espero que sigas disfrutando de escapadas así, te las mereces!
    un besote!

    ResponderEliminar
  31. Los monasterios siempre son una estupenda opción. A mi siempre me pasa lo mismo con el tema de las reservas, y cuando alguien me quiere regalar alguno intento cambiarles de idea, ya que muchos se quedan sin disfrutar porque los hoteles no quieren recibirte y siempre están llenos. Me alegro que disfrutaras del finde.

    ResponderEliminar
  32. Me encanta!!! Viajar es algo que me fascina, y definitivamente el monasterio es un lugat fascinante, misterioso, curiosamente muy acogedor segun tus fotos y comentarios.. Los platillos de comidas muy apetecibles... Nunca habia querido conocer lugares como este... Ya me llamo la atencion.

    ResponderEliminar
  33. Que bueno que pudieras encontrar un cupo y no perdieras el bono, que delicias nos haz compartido, todo me ha provocado!

    ResponderEliminar