jueves, 18 de agosto de 2016

SALIDA EN KAYAK

Este pasado fin de semana, aproveche para hacer una actividad al aire libre, cuando media España está de fiesta mayor, y la otra mitad está de vacaciones mi hermano tuvo la brillante idea de ir ha hacer kayak, la verdad es que cada verano nos quedamos con las ganas siempre se nos pasaba el verano como un suspiro y nunca lo hacíamos por lo que este año busqué la información y puse remedio, en la Costa Brava hay distintos sitios que lo hacen pero a mi me gusto Llança, me hace sentir como en casa y la verdad es que cuando se lo dije a mi hermano le pareció bien el sitio, fuimos dejando pasar los días hasta que un día Gorka me dijo que hay de lo de nuestra excursión, a mi me daba una pereza enorme, pero la verdad es que a la vez tenía ganas de moverme más allá de la toalla y disfrutar un poco de la mar, se lo dijimos a Nico y nos dijo que si por lo que buscamos un dia que fuera fiesta para que el pudiese venir y lo reservamos, el domingo 14 a las diez de la mañana estábamos delante el sitio acordado llenos de protección solar, con camiseta, gorra y una mochila mojable con un poco de agua y en mi caso una cámara de fotos.


Lo primero que hicimos fue recibir las indicaciones del monitor, como palear, como usar la pala, que hacer si se tumbaba el kayak, en mi caso tengo que confesar que no hubiera podido hacer mucho ya que por mi mente no veía posible volver a subir a ese enorme artefacto de tortura y por último nos explicó que iríamos hasta unas calas cercanas y unas cuevas luego nos bañaríamos y volveríamos parecía bastante sencillo a simple vista lo era, mi hermano y yo fuimos en el mismo kayak y Nico fue con una barbie malibú, muy simpàtica ella, y a la vez muy mona, pero con zero nociones en paleo.
Los que menos saben se ponen delante y los que tienen más nociones se ponen detrás en nuestro caso daba igual, pero como estaba claro que   yo de dirigir se mucho y de palear, así es como se dice remar, se nada me puse delante, a los dos minutos me di cuenta que esa actividad no era para mi, que nos habíamos quedado los últimos del grupo y que estábamos muy lejos, y yo soy una adicta al control, por lo que en medio del mar con una cosa que no controlaba y en vez de ir hacia delante íbamos de lado, yo no paraba de decir, quiero volver, no puedo, quiero volver, con cara de pánico, con medio ataque de ansiedad y apunto de tirarme al mar y empezar a nadar sin mirar atrás, mi hermano que tiene más paciencia que un santo, me iba diciendo que de todo se aprende y que nadie ha nacido enseñado, pero yo que tengo que controlarlo todo no podía ni quería escucharlo, no os podéis hacer idea de la situación con el día tan bonito que hacía!!!  cuando habíamos cogido el ritmo se acerco uno de los monitores y nos ato su kayak al nuestro con una cuerda que llevaba en un chaqueta, (era como el bolso de mery popins de allí podía salir cualquier cosa) y nos dijo ahora vais a descansar , tenemos que cruzar y vienen muchos barcos por lo que os voy a llevar yo, vosotros no hagáis nada, y le hicimos caso!! hasta que llegamos con el grupo, que vergüenza, hacía tiempo que no había sentido tanta vergüenza en mi vida, eramos los lentos del grupo, los últimos, los que no saben ni tampoco aprenden  yo, la persona más competitiva de este mundo que no me gusta perder ni en el parchis, mi yo interno quería salir corriendo, y lo peor es que no podía, y sabéis que, nos pensábamos que habiamos ido a la otra punta del mundo y ni siquiera habíamos cruzado la playa, juas juas.


Como una parte del grupo era francés y el  otro español nos dividimos dimos la vuelta al espigón y luego fuimos hacia una cueva, realmente aunque mis quejas eran latentes valió la pena, teníamos que remar a la vez, derecha giro de muñeca izquierda, y así todo el rato una y otra vez uffff y yo ya esta azúl, Gorka nos vamos de lado, Gorka gira, Gorka vamos mal, remar se me daba fatal, pero tengo que decir que dirigir se me da de guinda, deje de remar, era lo mejor que podía hacer en ese momento y deje a mi hermano que remase a él se le daba muy bien y a mi dirigirlo y llegamos a la cueva, tengo que decir que fuimos los últimos, no nos vayamos a pensar que  habíamos perdido el puesto, pasamos entre unas rocas y pudimos ver como la barbie malibú y Nico casi se caen al agua cosa que nos hizo mucha gracia ser testigos y ver que había gente casi más patosa que nosotros, no dijimos nada y seguimos con nuestro camino, y por raro que parezca nos pusimos los primeros, no se como los adelantamos a todos, la sensación que tuve duro apenas unos segundos pero que felicidad diosss!!! habíamos llegado a la playa de la carbonera, se decía así porque en su momento se pensaban que había carbón, al final de carbón encontraron poco, pero se quedó con el nombre y  de allí salió una bonita y escarpada playa llena de rocas y piedras.
Era hora de volver, la cosa era que me empezaba a gustar, pero realmente no me veo comprandome un kayak y trotando por el mundo con el, soy más de barcos a motor, los he probado y tengo que decir que son lo mio, como los hecho de menos!!! aquellos veranos en los que estaba morena de tanto ir en barco, no tenía que pelearme por un trozo de playa en la arena y podía nadar con total libertad, ver parajes que de otra manera no hubiera visto, y aunque forma parte de mi pasado, un pasado muy lejano lo tengo muy grabado en la memoria porque me gusta a morir el mar.
Pero me desvio del tema, 
estabamos volviendo, 
Hubo quien se bañó, cerca del espigón, yo creo que si me hubiera bajado, hubieran tenido que llamar a la grúa para subirme, y no estaba para hacer más ridículos los había acumulado todos  en un día por lo que decidí quedarme quietecita y no bañarme, y por lo visto a Gorka no le hacía ninguna gracia bañarse allí enmedio y no dijo nada cuando le dije que se quedase quieto y no se tirase al agua, ya que el problema era que para subir, si tiene que subir los dos a la vez, y la verdad a mi la idea no  me convencia nada de nada por lo que nos quedamos observando como el resto del grupo se bañaba incluido Nico, que para subir al kayak fue todo un espectaculo y nos reimos un montón. 
Cuando todos estuvieron seguimos volviendo, a ritmo lento pero constante!!   
Gorka rema, que ya hemos cojido el ritmo, 
y mi hermano me decía: diràs que yo he cogido el ritmo que no te veo remar, como que no!!! 
y yo pala al agua girando la mano, ahora el izquierdo, un momento, me he cansado!!! 
-juer que calor!!!!! 
cuando ya lo teníamos controlado nos dicen que tenemos que cruzar todos juntos que es la hora de salir los barcos y las lanchas y que hay mucho tráfico , no nos podemos quedar rezagados al final no hacer parar a la gente, las lanchas no están para tonterías, (y menos en domingo pienso yo, he estado al otro lado) por lo que empezamos a remar esta vez los dos como si nos fuera la vida, para vernos por un agujero, cuando llegamos a unos metros de la orilla el monitor ya ha acabado la explicación, que suerte la nuestra, pero una mini barbie nos dice que tenemos que ir hacia la playa de dos en dos que sigamos, y así lo hacemos, lo que no nos ha dicho nadie pero deducimos por lo que vemos es que a la llegada tenemos que girar el kayak, que también lo hacemos, si es que al final va a resultar que vamos a salir hechos unos profesionales!! 
cuando toque la arena jure por todos los diseñadores de moda que no volvería a subirme a un cacharro de estos en mi vida, la experiencia me gusto, me encanta hacer cosas con mi hermano y con Nico, pero ojuuuu que mal lo pase en algunos momentos y aunque la experiencia realmente valió la pena, los parajes son impresionantes y me encanta el mar no creo yo que este deporte sea para mi.
Esta actividad esta recomendada para gente que ya sabe nadar o niños a partir de cinco años
se tiene que llevar ropa que se pueda mojar , ropa de recambio y muy importante, una gorra porque el sol pega fuerte, muy fuerte!!!! 
y finalmente no os olvidéis la crema solar, es muy importante. 
Tengo que deciros que cuando llegamos a casa parecía que volvíamos de la guerra, todos estábamos agotados, pero por la tarde Nico se la paso durmiendo porque las agujetas no lo dejaban moverse y yo aunque mis agujetas eran latentes hice conserva de tomate, conserva de pepino con cebolla, puse dos lavadoras que luego tendí y lave todos los cacharros que ensucie en la cocina y aunque estaba cansada tenía un montón de cosas por hacer y recoger en casa pero eso ya es cosa de otro post!! o no?!

8 comentarios:

  1. Hola guapa! Se ve que lo pasasteis divinamente jaja la verdad es que no me he subido nunca a un chisme de eso y sinceramente, no creo que lo haga porque soy un poco miedosa para las cosas del agua jajaja

    Un beso enorme! Nos leemos!

    Life&Style!

    ResponderEliminar
  2. Aunque es una actividad cansada, al final divierte y todo.
    En kayak no he ido, pero si en canoa, y no me importaría repetir.
    Aunque en mar abierto no sé si me atrevería...
    Bss.

    ResponderEliminar
  3. No sabía que la barca se llamaba kayak. Pues nunca he montado en una. En mar me da cosilla pensarlo, pero me gustaría probarlo. Me ha gustado saber tu experiencia por si en el futuro me monto saber qué llevar y esos detalles que luego una no tiene ni idea.

    ResponderEliminar
  4. Yo he montado en Kayak y llevas toda la razón, terminas llenas de agüjetas. Yo ahora estoy pensando en llevar a la peke aunque todavía no me atrevo. Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa! Debe ser una actividad muy divertida, yo nunca he subido en Kayak aunque me gustaría probar y tendré en cuenta todos tus consejos. Gracias. Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. me ha encatado tu forma de describirlo, yo tb soy una obsesa del control y para esto me considero una torpe sera la edad jajaj, un besazo y gracias por contarno tu experiencia, yo lo hice en un apraje de aqui pero en canoa y jajja y volque, un besazo , te coennte desd emi movil pero no veo mi comentaio por aqui

    ResponderEliminar
  7. Me parece una excursión muy original y una forma de pasar el rato muy entretenida. Sin duda una actividad genial tanto para grandes como para más pequeños.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por compartir este lugar tan mágico. La verdad que se ve que es un poco cansado, pero es una aventura muy cchulas para desconectarse de lo cotidiano.
    Quiero viditar este lugar con mi novio.

    Saludos.

    ResponderEliminar