miércoles, 22 de abril de 2015

PAIS VASCO Y LLUVIA SINÓNIMO

.
Para mi es todo un reto de superación salir de mi zona de confort, llegar hasta donde esta Nico sin perderme.
Ha llegado el momento, repaso mi lista mentalmente, en casa todo está en orden, cierro la puerta, cojo el coche, primer problema mi móvil no funciona, tanto IPhone6 i resulta que no va!!! Bueno en realidad lo que no va es el Internet, llamo a la compañía y amplio los megas o como quiera que se llame eso que hace que mi Internet valla lo bastante rápido como para que mi gps funcione, entro en la autopista y se pone a llover, a medida que avanzo llueve con más intensidad, no lo entiendo!  El tráfico es bastante bueno, pero la lluvia me acompaña hasta pasado Lerida, no me lo puedo creer, es que no me va a salir una derecha? Decido pararme en los Monegros, decidme rara es la misma área que nos paramos hace dos semanas con Nico cuando fuimos a Madrid! Me la conozco y me siento menos…. Extraña
Le pongo un mensaje a Nico y sigo mi camino con Sabina de fondo, esto de no hablar con nadie es lo más pesado.
Llega el momento crucial estoy en Zaragoza por unos instantes tengo la tentación de irme hacia Madrid, creo que me sería más fácil llegar a casa Merce y Alberto! Seguro que no me perdería (recuerdo bien el camino) pero la tentación pasa rápido Nico me está esperando en ese espiral de letreros cuando parece que mi gps se ha vuelto loco suena el teléfono (help, ahora no puedo contestar) ya he seguido es desvío correcto, estoy dirección Pamplona, me paro en la primera área de servicio y llamo a Beatriz. Me has llamado en el peor momento le digo!!! Y cuando le suelto donde estoy, se alegra por mí!!! Y me dice, eres una campeona!!! (No me lo puedo creer es la primera persona que me anima, todo ser viviente a mi alrededor ha intentado sacarme la idea de la cabeza, bueno menos mi cuñada que se ha alegrado que me fuera! El resto del mundo por activa y por pasiva ha intentado convencerme de lo contrario pero yo como siempre a mi bola…)
Me comenta entre otras cosas que Alexa esta en Figueras y que en todo caso si yo estaré disponible la próxima semana, como le comenté que iría el día de San Jordi, para aprovechar y quedar para comer y vernos las tres. (Que pereza tengo que pensarlo) cuando acabo de hablar con ella le pongo otro mensaje a Nico donde le digo mi ubicación y sigo con mi camino, empieza a llover otra vez, y esta vez la lluvia me acompaña hasta mi destino, sé que he llegado por el verde de las montañas, por el paisaje, cuando por fin encuentro el hotel, que no está nada céntrico, llamo a Nico y me dice que todavía está trabajando, que entre y hable con recepción que la persona ya sabe de mi llegada y que no habrá ningún problema.
Me dirijo a recepción y cuando hablo con la persona que me atiende sabe perfectamente de que va el tema, me da una copia de la tarjeta y subo a la habitación dejo mis cosas, me doy una ducha, miro el correo y pongo un mensaje a todo mi sequito.
Si! a todo aquel sequito que en su momento de aconsejaron que me quedase en casa para decirles que he llegado bien!
Cuando estoy llega Nico! Se asea y se cambia y me propone de ir a cenar a una sidrería yo estoy bastante cansada lo mismo me da la sidrería que el bar del hotel o de la esquina, al final vamos a la sidrería, cuando bajamos nos encontramos a sus dos compañeros de trabajo y los saludamos, después de una breve presentación (dos personas más que se alegran que haya llegado, no me lo puedo creer, me felicitan por mi hazaña)
Nos dirigimos a cenar, el restaurante está a pocos metros es la típica sidrería, pedimos bacalao rebozado, chipirones a la plancha, revuelto de hongos y ensalada templada, ah y para beber sidra, yo nunca la había probado!! Que buena esta, creo que si bebo un vaso más voy a empezar a entender la conversación en ingles que tenemos en la mesa de nuestro lado.
yo no puedo con mi alma, mi abuela me enseñó que no se debe dejar nada en el plato pero creo que por hoy voy hacer una excepción, nunca creí que diría esto: paso de los postres, no puedo más Nico insiste y se pide un postre de crema, insiste y me dice que me gustará, (no me gusta la crema, nada de nada, no la soporto) lo pruebo y confirmo mis sospechas no me gusta nada, o sea que lo termina él, acabamos de cenar y volvemos al hotel, veo un rato la tele y leo. Mi primer día no ha ido tan mal.
Suena el despertador y Nico se va a trabajar, me he despertado, son las ocho, no tengo sueño y decido bajar a desayunar, le pregunto a la recepcionista a qué hora acostumbran a hacer la habitación para no molestar y me dice que la harán mientras desayuno, voy a la cafetería le digo la habitación a la camarera y me pongo a desayunar, se me hace raro desayunar sola en un hotel, de hecho es mi primera vez, cuando acabo me entretengo con el periódico y cuando acabo me subo a la habitación, ya está hecha, impoluta, todo en su sitio! Que rapidez!!
Decido ponerme a leer tengo cinco hora por delante hasta que vuelva Nico del trabajo o sea que tiempo suficiente para aburrirme y parece que el televisor le ha dado por no funcionar, a los pocos minutos me entra sueño cierro las cortinas y me pongo a dormir. Mi móvil vibra, abro los ojos, me despiertan los mensajes pero veo que son pasadas las 12 me doy una ducha, me plancho el pelo, (aun a sabiendas que está lloviendo) y bajo a la cafetería a tomar un cortado, a la una me llama Nico que en media hora pasa a recogerme para ir a comer.

Vamos a una taberna típica al lado de Andoain y luego nos vamos a pasar la tarde a Donosti, paseamos por el centro, nos acercamos al monumento de los vientos el día no se aguanta y cae una lluvia fina que molesta al más pintado, pero nosotros allá estamos haciendo fotos y paseando como buenos turistas que somos.
La primera vez que mis ojos vuelven a ver la kontxa de la última vez que estuve las cosas han cambiado tanto, recuerdo que fui con mis amigas, lo pasamos muy bien fue un viaje lleno de anécdotas.
Cuando acabamos de pasear nos vamos a tomar unos pintxos y volvemos al hotel a descansar, cuando acabamos nos vamos al hotel a descansar y a pensar donde iremos a cenar.
Cuando llegamos al hotel tengo sms de mis amigas y de mi madre, aprovecho para contestarles y Nico tiene que llamar a Amala la hermana de mi cuñada,(lo se estaréis pensando que pinta la hermana de mi cuñada, pos la verdad ni yo misma lo sé, pero sí sé que después de este viaje me he planteado muchas cosas tanto a nivel de pareja como familiar.
(Hace unas semanas operaron a su madre, de mi cuñada, y yo llame para interesarme como estaba, al hablar con ella le dije que en semana santa posiblemente iríamos y ya nos pasaríamos a verla, en aquel momento teníamos que pasar cuatro días allí haciendo turismo.)
Cuando llamamos fue porque el hermano de Nico nos pasó el teléfono, cuando hablamos con Maya le dijimos que al estar solo un día quería hacer algo de turismo, cosa que en el aquel momento dijo que comprendía y que no pasaba nada, todos sabemos que en fondo aquí empezó a pasar, se acabó la conversación Nico se despidió de Maya y se seguimos con nuestro planes .Fuimos a cenar a Donostia y comimos pintxos que buenos para rematar la noche un gin  tonic y a dormir pronto que el sábado queríamos aprovecharlo al máximo.
Decidimos ir a San Juan de Gasteluatxe, el sitio vale la pena, la verdad es que es muy bonito valió la pena andar y subir las 248 escaleras ,el paisaje y el sitio son de cuento, muy recomendable a todos los amantes de la naturaleza.
 Luego vamos a comer a una sidrería un buen chuletón, visitamos un par de pueblos costeros y volvemos al hotel, descansamos y vamos a Donosti a cenar, no me cansaré nunca de ver la Kontxa de noche,es muy bonita, comemos pintxos y nos paseamos por las callejuelas, sé que voy a tardar mucho mucho tiempo en volver por lo que más vale que qué guarde todas estas imágenes en mi memoria me huelo que no voy a volver en los próximos diez años.
Volvemos al hotel, mañana ya nos vamos y tenemos que madrugar. Hacemos las maletas, lo dejamos todo listo y por la mañana vamos a desayunar y volvemos a casa, felices y contentos, ha sido un gran fin de semana, la verdad es que necesitábamos pasar tiempos juntos en un sitio neutral alejados de todo y todos, pero como todo lo bueno llega a su fin el viaje de vuelta se hace interminable, y al listo que se le ocurrió pasar por Francia se me ha hecho muy largo, quizás porque la lluvia nos ha acompañado todo el camino y la temperatura ha bajado bastante.
Estamos en casa lo sé porque ya he puesto dos lavadoras. Ya estoy en casa, cansada pero feliz.

































No hay comentarios:

Publicar un comentario