sábado, 28 de febrero de 2015

LA CAJA DE PANDORA


Hoy he visto un móvil del pleistoceno, estaba por casa mi madre buscando en un cajón, y he visto que contenía una tarjeta de memoria, he decidido intentar enchufar el móvil parar ver si podía descargar las imágenes, pero luego he visto que la tarjeta se podía enchufar directamente al ordenador, cual ha sido mi sorpresa, he ido a inicio he abierto la tarjeta y por arte de magia han aparecido todo de imágenes de quince años atrás, primero me he puesto a reír, que alegría, pero luego, ahí dios una mezcla de sentimientos han embargado mi ser , muchas de esas fotos las hice los últimos meses que trabajé en la empresa de transportes, estaban todos mis compañeros con los que había pasado muy buenos momentos haciendo payasadas, yo con mis amigas, en la playa, en Donostia de vacaciones, en el concierto de estopa, había olvidado lo morena que podía llegar a estar, las primeras fotos de Aina la hija de unos amigos que ahora tiene doce años, y como no la foto de algún rollete. Que he tardado poco y nada en borrarlas.
Lo que más me ha afectado, ha sido la foto de Pep. Hace trece años pase por un bache bastante malo, y cuando te encuentras en una situación límite y empiezas de cero no siempre es fácil, yo quizás ese trabajo, en el que estuve tres años , lo recuerdo con tanto cariño porque mis compañeros me ayudaron a superar muy malos momentos, hice buenos amigos, y realmente aprendí lo que era trabajar de verdad, por aquel entonces yo salía de una mala relación, muy mala, y ellos mis compañeros me ayudaron en todo momento, aun a día de hoy los sigo echando de menos, pero si hubo un hecho que nos marcó a todos fue que la persona más optimista, alegre, dicharachera, y la que más me ayudó en todo momento tuvo un accidente y nos dejó. Decidió que no valía la pena seguir viviendo . Era un día de verano, a primera hora de la mañana y cuando de acerco mi amiga Rosa al trabajo a contármelo, no podía creérmelo, durante mucho tiempo nos estuvimos preguntando porque, una respuesta que no vamos a tener en la vida. A día de hoy sigo echando de menos sus consejos y su positivismo, ahora con perspectiva me duele lo que hizo, sigo escuchando sabina y sigo derramando lágrimas por aquel mes de Abril que me robaron…. Porque cuando se fue, me robo mucho más que una simple canción, se llevó muchas preguntas sin respuesta y mucho dolor sin consuelo, pero te sigo echando de menos Bombonet, porque siempre serás mi bombonet.
A veces da miedo hurgar en los cajones por si te encuentras alguna cosa así, yo en la fotos, me veo tan joven, tan feliz, tan despreocupada, mira que trabajaba. En aquel entonces tenía tres trabajos, y se me veía tan feliz!! No cambiaría nada, las noches de fiesta, las broncas de mi madre, las resacas, los días de playa, los conciertos de verano, las escapadas en semana santa. Gracias a lo que viví en aquel momento soy yo actualmente.
Y la última foto de la tarjeta mi futuro: la primera vez que quedamos con Nico fue por st patick day y le hice una foto a las 4 de la madrugada! También está allí pero esto forma parte de otro capitulo








No hay comentarios:

Publicar un comentario