domingo, 28 de mayo de 2017

ADIÓS LLUNA!!

Siempre os cuento cosas bonitas, mis viajes, anécdotas o mis peripecias con un toque de humor, pero hoy no estoy nada alegre, hace apenas una semana mi mascota nos dejó, Luna, ella , mi compañera en los últimos años, el único ser que me escuchaba en mis largas horas de soledad y que me hizo salir del pozo en que caí cuando me detectaron el aneurisma, porque yo estaba en el paro, Nico se pasa media vida viajando, hoy vuelve a estar en Israel y ella en esos días en los que no hubiera necesitado salir de casa, ni cambiarme ni casi levantarme de la cama era mi contacto con la realidad.


Pero como llegó Luna a mi vida, a la vida de una persona adicta al orden y a la limpieza? pues muy fácil, cuando mi padre, después de mucho tiempo sin contacto puesto que vivía sumido por el alcoholismo, un día recibimos una llamada en la que nos decían que había sufrido un ictus, cuando lo fuimos a ver y vimos su estado nos dimos cuenta de la larga recuperación, cuando fuimos a su casa, nos encontramos con un perro, con el pelo muy largo y con cara de pena, llevaba muchos días solo y encerrado en casa, cogimos las cosas que necesitábamos, a penas nada y cuando cogimos el coche y salíamos de Figueres Nico me dijo, yo no tengo corazón para dejar el perro en ese piso, solo a saber hasta cuando, se va a morir de pena, y mi pregunta fue? que vamos ha hacer con un perro? pero si no podemos? y mi padre ingresado!! pues ya nos apañaremos vamos a recogerlo
Y dimos media vuelta y lo fuimos a recoger, lo llevamos a casa, a la peluquería y desde aquel día Luna empezó a vivir con nosotros, a ocupar nuestro espacio y compartir nuestro tiempo, se hizo un espacio en el diminuto sofá que teníamos entonces, subía a los pies de la cama para dormir y cuando Nico no estaba dormía a mi lado y cuando íbamos a la playa  (encontramos una playa para ir con mascotas) ella tenía su sitio debajo la sombrilla.
Todo el tiempo que duro la enfermedad de mi padre la llevamos a visitarlo pues el siempre preguntaba por ella, por lo que nos encargamos que cada semana la viese. Y ella contenta de verlo.
Cuando mi padre falleció fue muy duro para todos, pero tener a Luna cerca nos ayudó a todos, os parecerá una tontería pero tenerla cerca era como tener a mi padre.
El tiempo pasó y Luna necesito pasar por el quirofano e ir periódicamente a ver a su veterinaria, ella se hizo una parte importante de nuestra existencia pues a medida que Luna iba envejeciendo necesitaba cuidados por lo que la sala del veterinario paso a ser parte de nuestra vida cotidiana la verdad es que siempre le estaré agradecida por haberla querida tanto.
Siempre nos acompañó y aunque mi hermano, el muy rencoroso nunca le perdonase que se comiera sus donuts, creo que el el fondo la quería, un día al principio de estar en el paro, Nico estaba en Nueva Zelanda y nosotros nos fuimos a pasar el día a Barcelona, como va siendo tradición pues a mi hermano le chiflaban los donuts, le compré una caja en una conocida tienda y cuando llegamos a casa dejamos la caja encima la mesa y nos fuimos al cine, pues cuando volvimos lluna se había subido y se había comido parte de los donuts pero no uno ni dos casi no quedaban y habíamos comprado una caja de doce, pues ella se subió y encontramos fideos de colores en su comedero y encima mi cama azúcar glas  el cabreo de mi hermano fue monumental y la cara de satisfecha de mi mascota de infarto. Pero esto no fue lo único le encantaba comer y lo sabíamos por lo que siempre pensábamos en ella cuando cocinábamos.
Hace a penas unos meses me compré un rumba y uno de los días que vino mi madre a pasar el fin de semana con luna, la dejamos en casa y nos fuimos a comprar, antes de salir de dije a Nico que dejara el rumba a buen recaudo, pues conocía bien a mi mascota, todos me miraron de forma raro, pues cuando volvimos luna estaba en medio del comedor encima de su cojín y en frente de ella rufus  (El rumba como le llamamos en casa) parado delante de Lluna y ella mirándolo fijamente como me reí!!!
por que ella era genio y figura, pero era genial.
Mi madre llevaba una maleta de mano y ella no encontró sitio mejor donde dormir, no fuera caso que se la olvidase en mi casa!!!!
Ahora la recuerdo con nostalgia pero hemos llorado mucho, y esta semana cuando me llamaron para ir a recoger sus cenizas y actualmente las llevo en el maletero del coche, y cuando tenga fuerzas y ganas las dejaré en el sitio que corresponden pero por el momento las voy a seguir paseando pues no tengo humor ni ganas de dejarla ir aunque sienta que ha llegado su momento
siempre la llevaremos en nuestro corazón y siempre la recordaremos

40 comentarios:

  1. Hola guapa!!! Lo siento muchísimo!!! La verdad es que me he emocionado mucho con tus palabras, yo no he tenido nunca una mascota pero si he perdido seres queridos y te entiendo totalmente.
    Es muy duro de afrontar una pérdida, como dice mi padre dale tiempo al tiempo y ya veras que volverás a ver la luz del sol. Intenta recordar las cosas bonitas que vivieron y sobre todo por haberte ayudado a superar tantas cosas. Te mando un abrazo gigante y si quieres hablar o lo que sea no dudes en contactar conmigo que estaré encantada de escucharte. Mucha fuerza!!! Y animo guapa que saldras adelante...por Luna te guiará y te cuidara siempre.

    ResponderEliminar
  2. Divina, siento muchísimo tu pérdida. Estoy muy conmovida con la historia, con luna y tu familia. Es dificil el proceso de duelo, pero poco a poco estarás más confortada.
    Te mando un fuerte abrazo desde México.

    ResponderEliminar
  3. Jo... una historia triste y feliz a la vez! Triste por haberse ido Luna pero me alegro que al final os encontrara a vosotros que la cuidasteis y la quisisteis tantísimo, ¡tuvo mucha suerte! Es triste pasar todo lo que habéis pasado, por eso mucha fuerza y ánimo!! Un saludo

    ResponderEliminar
  4. oh vaya, siento leer esto, lo siento mucho, yo se lo que es perder a un perrito, es uno mas en casa, de la familia, y se pasa muy mal, lo bueno es que fuerais felices y le hicierais felices.

    ResponderEliminar
  5. OHHHH que lástima :( La de mi abuela también se llama Luna. Nadie sabe lo mal que se pasa y lo que se echa de menos a un animal hasta que no lo tienen. Es entonces cuando comprenden que no son solo animales sino miembros de la familia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cuanta razón tienes y mucha gente no me entiende, pero he aprendido a aceptar que no todos somos iguales pero por suerte yo he tenido la suerte de tener una mascota y saber lo que es tener una compañera fiel, he sido feliz y el recuerdo siempre me acompañara, besos y gracias por tu comentario

      Eliminar
  6. Una mascota cuando deja de existir se lleva parte de nuestro corazón, me ha conmovido la historia de Luna y como llegó a tu vida, este ha sido un bonito homenaje para ella, se que siempre la llevarás en tus recuerdos.

    ResponderEliminar
  7. Lo siento mucho, me he emocionado mucho al leerte, en marzo de 2015 perdí a mi perrita y la verdad es que me acuerdo mucho de ella. No me venía bien quedarme con sus cenizas por motivos económicos y ahora me arrepiento porque está en Reus, demasiado lejos para visitarla.. aunque es cierto que la llevo en mi corazón. Un besote y ánimo

    ResponderEliminar
  8. Hola, lo siento mucho, mi perrita también se llama Luna y siempre es una pena perderlos, hace un tiempo perdía a una que tenía. Leerte me ha emocionado.

    ResponderEliminar
  9. En primer lugar lo siento mucho mucho por tu perdida, sé por lo que estás pasando pq me pasó con mi gato que se murió muy joven con cáncer. Ante todo, mantén los recuerdos siempre vivos y en cuanto a la cenizas, te recomiendo y sé que va a doler como si te estuviera desgarrando algo del cuerpo que las eches al mar, a su sitio favorito,así su alma viaja en paz (es una superticion mía). Muchos besos de corazón.

    ResponderEliminar
  10. Te entiendo mucho =( eh pasado por la misma situacion y es muy triste, pero ellos nos siguen cuidando, estoy al 100x100 segura. Lo siento muchisimo

    ResponderEliminar
  11. :( que tristeza, mi perrita igual murió hace poco también :( y pues solo quedo enterrarla. Uno extraña mucho a los animalitos en especial si fueron muy cercanos

    ResponderEliminar
  12. ¡¡Oooh, que pena!! Siento mucho lo de tu perrita Lluna. Yo no tengo perrito, porque mis padres no me dejan, pero no quiero ni imaginar como tiene que ser perder a tu mejor amigo perruno.
    Seguro que esté donde esté, será muy feliz.

    ResponderEliminar
  13. Ai, como lo siento :( de verdad que los que tenemos animales entendemos perfectamente lo que cuentas, ese sentimiento, esa tristeza, alegría por el tiempo compartido pero tristeza porque siempre nos abandonan demasiado pronto, Luna sabía que la queríais y ella os quería a rabiar, los animales nos lo dan todo y tan buenos momentos :( siempre que se muere uno de mis compis de piso, porque no son mascotas, son compañeros de piso, pienso que no tendré más, que lo paso mal porque quiero con no tenerlos se arregla, pero... luego no puedo no tenerlos a la vez :( en fin, espero que pronto llegue ese momento en el que solo recuerdes lo positivo y la eches de menos sin tanto dolor!!

    ResponderEliminar
  14. Que pena Mireia, te acompaño en el sentimiento!!!! Yo hace un añito perdí a mi perrito de casi 20 años y aun no he superado la pena, sé que siempre estará en mi corazón como tu tendrás a Lluna en el tuyo. Me ha emocionado recordar que lo habías recogido, que era la perrita de tu padre, sois muy generosos y ella os habrá compensado todo vuestro cariño y esfuerzo con mucho más cariño porque así son los perros, seres maravillosos. Mucha fuerza y amor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ayy muchas gracias, sabes creo que los afortunados hemos sido nosotros ya que ella era muy agradecida y siempre nos regalaba alguna tratada que nos hacia reir y nos tenia a todos el corazón robado, muchas gracias por tus palabras, besos

      Eliminar
  15. Vaya noticia más triste :( Hemos ido conociendo a Lluna poco a poco desde que la recogisteis de casa de tu padre y hemos sido unos espectadores más de su cambio a mejor, de lo que supuso para Nico pero sobre todo para ti y que ahora ya no esté se os va a hacer muy difícil acostumbraos...Yo no creo que fuese capaz de llevar sus restos en el coche, pero eso es decisión tuya, ánimo!!!!

    ResponderEliminar
  16. Ohhh, lo siento mucho. Aunque se haya ido físicamente, ella estará siempre en tu corazón y nunca habrá muerto de verdad. Puedo imaginar tu pena, pero créeme, ella sigue ahí contigo. Un beso enorme y mucha fuerza.

    ResponderEliminar
  17. Ay no cuanto lo siento por ti y por Luna, porque ambas os haran falta, yo tengo tres y sé lo que es que te roben el corazón y no me imagino el día que se vayan; que buenos momento viviste con ella, aún los malos se recuerdan con alegría. Las cenizas pues hasta que puedas, igual a nadie le estorba y así sentirás que va contigo en tu coche...Küsse

    ResponderEliminar
  18. Realmente lo siento, te entiendo totalmente yo igual tengo un compañero canino que es como mi hijo, lo amo muchísimo y cada vez crece más, ahora tiene 9 años, aunque crece está muy sano y espero que viva muchísimo más. No quiero que llegue el día en donde el ya no este :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias por tu comentario, disfruta mucho de tu mascota, y no pienses en el futuro vive y disfruta lo que tienes ahora. Besos

      Eliminar
  19. Te comprendo perfectamente. Y siento muchísimo su perdida. Yo tengo una perrita de 17 años y como bien dices, las visitas al veterinario se vuelven parte de la rutina. En agosto de 2016 nos dijeron que tenía un tumor pegado al craneo, perdió un ojito y nos dijeron que ya no había nada que hacer. Por suerte, te puedo decir que aún esta con nosotros, que no era ningún tumor sino una infección y aunque ya esta muy mayor confío en que acabe de ver este verano. Siempre nos quedan los buenos momentos y el amor que hemos sentido con ellos.

    ¡Un beso fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias por tu comentario y espero que disfrutes de tu mascota y de su verano, que seguro que será asi, besos

      Eliminar
  20. Hola :(

    Nena lo siento muchísimo de verdad... los que somos amantes de nuestra mascota sabemos lo fuerte que es el lazo, mi Ness llego para sanar mi duelo al perder a mi mamá hace 6 años ya... llego a dar vida cuando hace unos meses habíamos perdido una parte de nosotros en casa... que linda anécdotas y recuerdos te llevas de Luna, cuando estes lista para dejarla ir en físico, date tiempo para dejar las cenizas libres.. te mando un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias, hoy he tenido mal dia, he visto las fotos de la playa, y otras muchas y me he dado cuenta de lo mucho que la echamos de menos, pero la vida es asi, vale mas que lo acepte y me quede con lo bueno. gracias por tus animos, besos

      Eliminar
  21. Hola guapa! Siento muchísimo tu perdida, me ha conmovido mucho, he pasado por esa situación y te entiendo, porque son parte de nuestra familia y siempre nos dan alegría y mucho amor y perderlos es un momento muy duro que debemos sobrellevar. Lo único que te puedo decir es que recuerdes siempre los buenos momentos ya que es un trance muy triste en el que necesitaras ser muy fuerte. Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  22. Vaya! Lo siento mucho. Es una historia muy triste, por todo lo que cuentas de tu padre, luego Luna. Pero seguro que fue muy feliz con vosotros y eso es con lo que tenéis que quedaros. Ánimo y fuerza!!

    ResponderEliminar
  23. jo!!! como me ha emocionado tu historia, mucho ánimo!!! yo también tengo un perro y todos los que amamos a los animales te entendemos. Me parece de mucha valentía que hables de ello pues es algo muy íntimo. Que suerte tuve de encontraros a vosotros y aunque seguro que echas mucho de menos a Luna ella está siempre contigo. Mira que frase más bonita me dijo ayer mi madre: "no te echo de menos porque nunca jamás te has ído", espero que te sirva. Mil gracias por compartir algo tan íntimo, me ha encantado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que frase mas bonita, y que bien me va a venir, muchas gracias me vendrá muy bien, besos

      Eliminar
  24. Hola!
    Que historia realmente triste, las mascotas son como hijos para nosotros y que se haya ido debe doler muchisimo. Animos.
    Te mando un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si, la verdad es que es triste pero vale la pena quedarse con la parte buena, lo bien que lo pasamos con ella

      Eliminar
  25. Como te entiendo, echo mucho de menos a mi perro, que también llegó a nosotros de casualidad y yo teniendo por aquél entonces miedo a los perros, también se comía todo lo que pillaba, incluso una vez nos despistamos y se comió nuestros helados, todavía ahora veo alguno que se le parece y me le quedo mirando como tonta, muchos besos y ánimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. juas juas!! que bueno, que crak eso de comerse los helados será un clásico en el mundo animal... muchas gracias por tu comentarios besos

      Eliminar
  26. Hola hermosa!
    Siento muchisimo lo de Luna, yo tambien tenia un perro que sigo extrañando en algunas ocasiones.
    No tengo palabras para animarte.
    Un abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. supongo que nunca se dejan de extrañar pero con el tiempo es mas llevadero, besos

      Eliminar
  27. Hola. Que historia más dulce. Siento mucho la perdida. Ánimo, seguro que tienes millones de bonitos recuerdos que la mantendrás siempre viva entre vosotros. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si, gracias a ellos va a seguir mucho tiempo mas con nosotros, por las anécdotas y los buenos ratos pasados, besos

      Eliminar
  28. Uhmmm guapa, triste despedir a un amigo, alguien que es parte de la familia, que te ha acompañado :) Mucho ánimo preciosa y pues nada pa lante :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias, la verdad es que cuesta, hay días que me acuerdo mucho de ella, pero el tiempo todo lo cura, o eso espero, besos

      Eliminar