martes, 9 de agosto de 2016

ESCAPADA A LA RIOJA II

Los cuatro últimos días todavía nos quedaba una bodega por visitar, el jueves por la mañana fuimos a visitar las bodegas de Cune, cuando llegamos me sorprendió el sitio, su belleza era palpable en el ambiente, la chica que nos atendió y nos hizo la visita nos explicó la historia de las bodegas, y nos enseñó las instalaciones, pudimos visitar un olivo de setecientos años de antigüedad, toda una obra de arte, para finalizar nos ofrecieron una cata con una selección de vinos y pinchos y al final allí resultó que en la visita eran todos catalanes y dos vascos, la verdad es que tengo que decir que los catalanes estamos en todos sitios, uno de los señores que hizo la visita con nosotros nos recomendó ir a un pueblo cercano de a Logroño donde estaban en fiestas y la gastronomía estaba muy bien.



Al día siguiente fuimos al pueblo que nos habían recomendado el día anterior, ya era viernes y solamente nos quedaba un día para volver a casa que mejor que acabar las vacaciones visitando un pueblo en fiestas

MENÚ SIDRERIA
Fuimos a Viana, un pueblo a pocos kilómetros de Logroño, cuando nos acercamos mi cara era un poema nunca había estado en una fiesta de pueblo a este nivel, todos vestidos de blanco con el pañuelo en el cuello, música y charanga, nos gustó mucho pero mi cara de espanto fue patente cuando nos enteramos que a las dos soltaban vaquillas para hacer un recorrido por el pueblo,
MENÚ SIDRERIA
                                                                                   
yo casi muero del susto y salgo corriendo, pero dirección al coche, por suerte nos fuimos al restaurante donde que nos habían recomendado el día anterior, era una sidrería, y la sorpresa fue mayúscula cuando en la mesa del lado nos encontramos a los catalanes del día anterior!!!! si es que esta claro que estamos en todos sitios.Pero el sitio y el menú realmente valían la pena, nosotros cojimos el menú sidra, que constaba de un chuletón a la piedra, con una tortilla de bacalao, bacalao frito y sorbete de limón, realmente uno de los mejores chuletones que he comido en mi vida, no soy muy de comer y desde que estoy a dieta tengo que decir que como mucho menos pero realmente el menú era para chuparse los dedos.

Por la noche volvimos a cenar en la calle del Laurel, la verdad es que ya podíamos decir que éramos unos especialistas del lugar, elegir los mejores pinchos no siempre es fàcil y más teniendo en cuenta un sitio donde hay tantos y tan variados.
El último día lo dedicamos a quedar con unos amigos, pasamos el día con ellos, lo teníamos pendiente y al final pudimos coincidir, por la noche al ser el último día decidimos ir a cenar a un sitio que nos habían recomendado y que tenía muy buenas crítica; La Tavina
Es un espacio que esta partido en tres plantas, la primera es bar, hacen pinchos y lo que viene siendo lo normal en la calle de la zona, en la segunda planta hay una vinoteca, donde hacen catas, restaurante, degustaciones etc.. nosotros reservamos mesa para ir a cenar y la verdad es que el sitio no nos defraudó.
De primero pedimos una parrillada de verdura y unas croquetas, y de segundo Nico comió un filete y yo huevos con jamón y aceite de trufa, para chuparse los dedos, tengo que deciros que a los postres ya no llegué!! tuve bastante con el primero y los entrantes por lo que pase de comer postres cosa que me dio mucho y mucha ràbia, pero desde que estoy a dieta me suele pasar, voy al restaurante y antes de llegar al postre ya estoy llena por lo que en los últimos tiempos acostumbro a no comerlos.

El día siguiente nos levantamos pronto para volver a casa, la verdad es que teníamos todavía otra semana de fiesta que aprovechamos para ir a la playa con los sobrinos, hacer encargos y hacer turismo por nuestra zona que somos unos privilegiados y no nos damos cuenta, pero en septiembre espero hacer las ansiadas vacaciones aunque por el momento no puedo quejarme!!!!






7 comentarios:

  1. No conozco la zona, no me llama especialmente, pero ya veo que el tema gastronomía igual me hace cambiar de idea (lo de las bodegas no).
    Bss.

    ResponderEliminar
  2. Si ya me gusto la primera parte de la Rioja este me encantó. Menudas fotos, me entro hambre, me apunto el menu sidreria, pues si que lo pasastes genial, gracias por hacerme viajar un poquito.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. No he estado en esta zona de la rioja pero acostumbrada a este tipo de fiestas si que estoy y uno se lo pasa como un enano!! espero que disfrutases mucho y lo mas importante, que tengas ganas de repetir. BSS

    ResponderEliminar
  4. Gracias por compartir tu viaje con todos. Tus reseñas nos vienen de maravilla para un futuro viaje o escapada por la zona. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Hola guapísima!! Me imagino tu cara al escuchar que iban a soltar a las vaquillas y pienso que yo hubiera salido corriendo al instante jajaja eso sí aquella zona tiene unos ricones que merecen muchísimo la zona y la gastronomía... Madre mía qué buena pinta tiene todo!!

    Un beso enorme! Nos leemos!

    Life&Style!

    ResponderEliminar
  6. Yo siempre me quedo con la comida!! Jajajaja Vaya pinta buena por favor!!! Apunto los sitios :)

    ResponderEliminar
  7. Que bonito lugar debiste de pasar genial!! la comida tiene buena pinta!!! Asta me ha dado hambre ! jajaj Un saludo!!

    ResponderEliminar