viernes, 5 de agosto de 2016

ESCAPADA A LA RIOJA ALAVESA PARTE I

Después de la boda teníamos pensado no ir de viaje hasta septiembre, pero Nico estaba peor que mi windows 10 , o sea a punto del colapso, cansado y hasta el gorro de todo por lo que decidimos irnos unos días fuera pero no habíamos planeado nada y tampoco queríamos ir al extranjero ya que tenemos pensado hacer las vacaciones cuando el calor no sea tan asfixiante por lo que un día antes de la boda y al verlo tan cansado le propuse ir a Francia, unos años atrás  habíamos estado en Roquefort, no es que me gustara en exceso, ya que la falta de cobertura y un pueblo de no más de 100 personas lo hacían un sitio bucólico para desconectar perfecto para que Nico desconectase, a más el hecho que tres días atrás se le hubiera estropeado el movil y fuera a estar quince días sin él le iba a ir muy bien, yo era otra cosa, seguramente me podría morir del aburrimiento pero todo fuera para que él estuviese bien, yo me podía llevar libros y leer o hacer algo de turismo por la zona. Nico al ver mi predisposición para ir a aquél pequeño pueblo que quedó bastante sorprendido, pero me dijo que no que habíamos de buscar otro sitio donde pudiéramos descansar y hacer algo de turismo, a lo que me vino a la cabeza una escapada que hacía tiempo que íbamos aplazando, La Rioja, nos gusta el vino y la gastronomía por qué no una  escapada a la zona con alguna visita a alguna bodega y podíamos buscar un hotel con spa para poder descansar, dicho y hecho.


 
Estuve buscando y encontré un hotel en Laguardia que tenía spa, cogí una habitación para cinco días y un circuito al spa para dos días distintos y un pasaje, la verdad es que no pintaba nada mal, salimos de casa el lunes, después de casi cinco horas llegamos a nuestro destino, tengo que deciros que el pueblo de Laguardia me sorprendió y me gustó mucho, como puede ser que tengamos cosas tan bonitas y no las potenciemos? cuando llegamos dejamos las maletas y nos fuimos a visitar el pueblo, tengo que decir que se veía a la legua que éramos guiris, solo a nosotros se nos ocurre pasearnos a las cinco de la tarde con un sol de justicia por esas calles empedradas, la verdad eran muy bonitas, pero ojuuu que calor!!! fuimos a la oficina de turismo allí nos informaron de lo que podíamos hacer por la zona, nos informaron de los horarios de las principales bodegas del pueblo, solo por ver el pórtico de Laguardia valió la pena el viaje, impresionante y muy bonito también nos aconsejaron ver el carrión de la plaza, era una de las cosas que también valía la pena, y finalmente nos dieron los horarios de la bodegas.
Al final fuimos a la bodega El Fabulista, fuimos a pedir hora y tuvimos suerte, es una de las bodegas más antiguas del pueblo, esta delante de una de las iglesias, y es la casa colindante al escritor Samaniego, donde vivió y escribió parte de sus obras. La visita valió la pena, la bodega es subterránea y el guía nos explicó la historia de  la bodega así como anécdotas y alguna fábula, por eso se llama el fabulista, finalmente acabamos con una cata de vinos, nos gustaron bastante por lo que nos compramos una botella de vino tinto y luego fuimos a tomar unos pinchos, la casualidad hizo que nos sentasemos delante el reloj y a las diez salió el carrión, fue una sorpresa y la verdad es que nos gustó mucho. La verdad es que llevábamos cinco horas en Laguardia y ya habíamos probado varios vinos y mi nivel de alcohol era considerable, no quería ni pensar lo que podrían ser los siguientes días.
Por la mañana fuimos a visitar otra bodega, era familiar pero más grande, allí coincidimos con unos catalanes y unos vascos la visita fue bastante amena y como no acabamos con una cata de vinos y comprando dos botellas, llevábamos un buen nivel dos  bodegas y las dos habíamos acabado igual, la cosa iba bien, luego fuimos a comer y al spa, Nico tenía hora para un circuito en el spa y yo tenía hora para un masaje relajante, la verdad es que yo no puedo acceder al spa por mi dolencia, las aguas calientes y la sauna son vasodilatadores y no me van bien, por lo que es mejor no jugar con ello. Pero la elección del masaje fue la correcta, una hora de relax sin pensar en nada y relajandome la verdad es que lo recomiendo a todos los mortales, después fuí un rato a la piscina a leer con tranquilidad y la verdad es que estuve tranquila y disfrute del momento.
Cuando Nico acabo del circuito nos arreglamos y fuimos a Laguardia a tomar unos pinchos y cenar. ya habíamos estado el día anterior por lo que conocíamos algunos sitios, pero tengo que decir que Laguardia no es muy grande por lo que nos cruzamos con los vascos que habíamos conocido en la bodega por la mañana, y como yo hablo por los codos y ellos casi que también pos nos fuimos de pinchos con ellos, fue bastante divertido y diferente!!! 
El día siguiente no teníamos nada que hacer por lo que fuimos a visitar Haro, pero por el camino visitamos Sanvicente de Sonsierra la verdad es que tiene una plaza muy Almodovar, la verdad es que a parte tiene la ermita en un monte por lo que nos paseamos por el pueblo y sus calles. Finalmente llegamos a Briones, allí lo más destacable es el museo del vino, por lo que tienes más de quince minutos vale la pena visitarlo y más si eres amante del vino y de su filosofía. También hay unas vistas del ebro muy bonitas, realmente te planteas o intentas imaginarte donde escribió sus obras Gustavo Adolfo Becker, sobre todo el Rayo de Luna.


Finalmente llegamos a Haro, allí visitamos la iglesia, la sorpresa fue máxima , este año se celebra el aniversario del pórtico de la entrada, y luego la iglesia en si es una obra de arte, la bóveda es todo un espectaculo y cuando ves el retablo mayor te quedas sin palabras, todo ello esta en muy buen estado, Otra cosa a tener en cuenta es la sacristía, allí había una señora, que hacía de voluntaria y nos explico alguna anécdota y nos dijo que podíamos hacer fotos, lo mejor su pasión por lo que nos estaba contando. A la salida el señor de la entrada nos dijo que echaremos un ojo al órgano que es otra pieza a tener en cuenta y cuanta razón tenía el señor!!! cuanto arte por metro cuadrado y que poco explotado, no lo acabo de entender, por mucho menos tengo que hacer colas interminables en otros sitios y tengo que pagar entrada!!!! 
Luego fuimos a comer a un restaurante que nos recomendaron días atrás, el Bethoven es conocido en Haro y su especialidad son las chuletillas de cordero y claro, eso fue lo que pedí!!!
que bueno estaba!!! por la tarde volvimos al hotel y fuimos a la piscina un par de horas hacía mucho calor pero debajo una sombrilla se estaba muy bien, luego fuimos a Logroño, tengo una amiga que es de Pamplona por lo que siempre había escuchado hablar de la calle del Laurel pero nunca había tenido oportunidad de ir, tengo que decir que me sorprendió el ambiente y la cantidad de gente que había allí estuvimos en varias tascas tomamos unos pinchos y unos vinos y volvimos al hotel. Tengo que deciros que en esta zona se come muy bien y la gente es bastante más simpática de lo que estoy acostumbrada, cuanto nos queda por aprender a los catalanes!!!!!! al menos en lo que a pinchos se refiere (CONTINUARÀ....)

14 comentarios:

  1. Yo no soy de vinos, pero sí de buen comer. La arquitectura de La Rioja es preciosa. Está bien hacer pequeñas escapadas para desconectar de vez en cuando. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias por la información. Me parece super interesante además no hay mejor información que la de una persona que lo ha vivido en primera persona.

    ResponderEliminar
  3. Qué lindo que pienses en tu pareja al momento de hacer las vacaciones :) no conozco aún Rioja pero he escuchado mucho sobre sus vinos y después de leer tu entrada pude confirmar que verdaderamente es un lugar de buen beber y comer. Me encanta ir a bodegas (la atmósfera, el olor etc) aunque no me gusta mucho el alcohol, siempre termino probado algo.

    Saludos
    Rocío

    ResponderEliminar
  4. Me encantan. Son una monería las fotos.

    ResponderEliminar
  5. Tengo muchas ganas de visitar esta zona. Gracias por toda la información que nos aportas, es de mucha utilidad. Un beso

    ResponderEliminar
  6. Precioso, nosotros estuvimos viendo esta zona para este verano, pero al final nos hemos ido hacía Zamora. Veremos si en nuestra próxima escapada podemos ir. Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Qué rico el vino para acompañar una buena cena. Chulísimas las fotos.

    ResponderEliminar
  8. Hola! las fotos están muy chulas y parece que lo pasasteis muy bien. Aunque yo no soy mucho de vinos y quizás no iría nada más que a una bodega, por curiosidad. Gracias por compartirlo. Besos!!!

    ResponderEliminar
  9. Que bonito lugar, nunca lo visité pero ahora me quedaron ganas de visitar la Rioja, las fotos muy bonitas.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Me ha parecido de lo más relajante así que la verdad que me apunto el sitio. muchas gracias por compartir tu experiencia

    ResponderEliminar
  11. oooooh estoy deseando ir a la Rioja a descpnectar y comer bien e ir a viñedos! Pensaba ir al valle de Arantza ;)

    ResponderEliminar
  12. Hola! Bueno dicen por ahi "de lo peor lo mejor", no querian sol y les toco jejeje pero lo bueno que disfrutaron del vino de las haciendas y de las csoas bellas de rioja,no conozco ahora solo por lasbfotos y las anecdotas, es dificil ennocasion darse escapadas pero ensta la supieron aprovechar saludos.

    ResponderEliminar
  13. Qué guay, no he ido pero me parece precioso todo! Unos fotones
    Espero tu opinión en mi último post, besitos!

    ResponderEliminar
  14. Ohhh que ricooo, un paseo así no me vendría nada mal en estos momentos, disfrutar el buen comer, beber, cultura y lugar ♥

    ResponderEliminar