lunes, 8 de febrero de 2016

VESTIDO DE NOVIA

Después de descartar totalmente la boda expres hemos encontrado un término medio, nos casamos en junio en un pequeño turismo rural con los más allegados y haremos la cena allí mismo.
El pasado sábado fuí a mirar vestidos, quedé de buena mañana con mi amiga Beatriz y mi madre, la operación vestido ya está en marcha, la primera tienda a la que fuimos fue un auténtico desastre me probé todos los vestidos que había y nada solo me medio gusto uno y al final salimos igual que entramos con las manos vacías pero con algunas ideas de lo que no quería.
Yo tenía muy claro cómo tenía que ser el vestido, discreto, poco pomposo y sin muchas florituras cosa que para una boda es bastante difícil pero ya os digo yo que no imposible.
En la segunda tienda que visitamos tuvimos más suerte, yo había hecho mis deberes, había buscado por internet y me habían gustado un par de vestidos y para mi suerte estaban disponibles en una de las tiendas que visitamos.
En cuanto la chica me preguntó que quería y como tenía que ser el vestido le enseñé los dos modelos que había encontrado en la web, según Beatriz iba a parecer una mesa camilla, pero yo que soy más tozuda que un asno no me quería quedarme con las ganas y lo primero que le dije fue: mira yo me los pruebo, os confirmo que parezco una mesa camilla y me olvido de ellos, pero no me voy a quedar con las ganas y las dudas ya que después siempre me estaré preguntando si me hubieran quedado bien o no por lo que ya que estamos aquí no vamos a perder nada por probarlos.
Cuando se los enseñe a la chica junto con una larga selección de vestidos que yo hubiera descartado la mitad solo a primera vista, empecé a probarme los vestidos, y de todos los que mejor me quedaban después de probarme tul,puntillas, con escote, cerrados con cancan eran los dos que yo había elegido, tanto mi madre como Beatriz reconocieron que ellas no elegirían ese tipo de vestido pero que no me quedaba nada mal. ( Teniendo en cuenta que los vestidos eran talla 38-40 y yo utilizo una 46 todos ellos me quedaban como el culo, no puedo entender como tienen tallas tan pequeñas si la media española seguramente se acercará más a mi talla que a la 38, un misterio para Iker Jimenez)
Una hora y media más tarde salimos contentas con muchas ideas y con más de cincuenta fotos distintas.
Ya era hora de comer que mejor que reponer fuerzas en una pizzería y luego seguir con la búsqueda del vestido perfecto.
Nuestro gozo en un pozo, la pizzería llena, 45 minutos de espera, por lo que utilizamos el plan B y nos fuimos a comer un bocadillo, que bien bueno estaba, y luego hicimos un café en el centro. Cuando nos dimos cuenta ya era hora de volver a la carga.
Fuimos a la siguiente tienda, lo que más me sorprendió fue la amabilidad de las dependientas, me probé unos diez vestidos, descartamos algunos y los finalistas fueron tres, uno de ellos me quedaba perfecto, aun y no ser mi talla, era un vestido ligero, bastante bonito y tenía de bueno que nos gustaba a las tres, en contra: el precio no es que saliese de presupuesto pero yo en mi interior tengo claro que tanto dinero no me quiero gastar, por más que me case solamente una vez.
Cuando acabamos fuimos a otra tienda, nuestro gozo en un pozo nos atendió un chico y nos dijo que se tenía que pedir hora ya que su señora no estaba y él solo nos podía enseñar los vestidos, cuando empezó a abrir la web yo muy amablemente le dije que eso lo podíamos hacer en casa y que en todo caso ya llamaremos para pedir hora en otro momento. Esta tienda la descartamos y a día de hoy tengo dos finalistas el vestido que se sale de presupuesto y el vestido de la mañana que me gustaba de buen principio a mi, y yo la reina de la indecisión no se que hacer, tampoco dispongo de mucho tiempo para pensar ya que si quiero que esté en junio  lo tengo que pedir esta semana o sea que estoy hecha un lio y sigo pensando cuál será la mejor opción.
He hecho un estudio de mercado con mis amigas y mi hermano pero están a la par los dos gustan por igual y lo único que hace decidir por uno o por otro es el precio por lo que voy a tener que pensarlo hacer una pequeña lista de pros y contras y decidirme ya, que se echa el tiempo encima.

10 comentarios:

  1. Hola! Cómo engancha tu forma de escribir! Me lei el post en un santiamén. Me alegro que por fin hayas conseguido los vestidos, tienes que decantarte con uno, pero eso es super positivo, hay chicas que se pegan día y días de pruebas y no lo encuentran. Te mando un abrazo enorme y suerte con la boda! Felicidades ;)

    ResponderEliminar
  2. Primero de todo, enhorabuena por tu próxima boda. Lo más complicado yo creo que es dar con el estilo que nos gusta y nos sienta bien. Eso ya lo tienes hecho, ahora falta decantarse por uno de los dos que has seleccionado. Mi opinión, elige el que mejor te haga sentir, aunque sea el más caro. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Nos tendrás que contar finalmente con cual te quedas y porque...estamos intrigadas!!!

    ResponderEliminar
  4. Estoy deseando saber por cuál te decides. Y sobre todo me interesa saber el por qué, me servirá de inspiración para las novias con las que trabajo. Te seguiré ;) Si te puedo ayudar en algo aquí me tienes.

    ResponderEliminar
  5. Estoy deseando saber por cuál te decides. Y sobre todo me interesa saber el por qué, me servirá de inspiración para las novias con las que trabajo. Te seguiré ;) Si te puedo ayudar en algo aquí me tienes.

    ResponderEliminar
  6. Con ese nombre ya sólo puedes encantARRRme :)
    Te entiendo con lo de la indecisión y la búsqueda de vestidos, llevamos unos cuantos fines de semana ayudando a una amiga a emcontrar su vestido ideal, es bastante complicado y más cuando va a ser un día tan importante en tu vida y en tus recuerdos. ¡Mucho ánimo y suerte para que te decidas! ahora me apetece ver por cual te decantas definitivamente. Besos pink

    ResponderEliminar
  7. Quédate con el que sientes mejor, da igual el precio y da igual lo que opinen. Queremeos foto con el vestido que te has quedado.
    besos!
    amglez

    ResponderEliminar
  8. Vaya recuerdos... el momento de decidir cuál vestido de novia será el adecuado. La verdad es que tener amigos que te ayuden es un gran apoyo. A lo mejor puedes recortar de tu presupuesto de la boda alguna cosa para quedarte con el vestido más caro. Es una opción. Ya nos contarás. ¡Mucha suerte!

    ResponderEliminar
  9. Que momento mas dificil y cuantos nervios verdad? Al final lo mas importante es que tu te sientas comoda y bien

    ResponderEliminar
  10. Lo importante es que elijas el que más te guste a ti, se salga o no del presupuesto. Recuerda que es tu boda, es tu día, y tu tienes que verte bien, cómoda y sobre todo, estar agusto con tu elección. Besos

    ResponderEliminar