domingo, 8 de noviembre de 2015

LONDRES, OF COURSE!!!

Casi que este blog podría ser el blog de callegeros viajeros, y no el de las divis, esta vez, nos vamos a Londres, si lo sé hace nada estábamos en Irlanda, pero hace seis meses encontré unos billetes bastante económicos y no pude evitar comprarlos o sea que aquí estamos, rumbo a la bella Inglaterra. 
Espero poder practicar el poco idioma que se. Y el día llegó, llegamos al aeropuerto pronto demasiado, para mi gusto, llegamos a Londres en un abrir y cerrar de ojos, de hecho nunca había tenia un viaje tan corto, me lo pasé durmiendo hasta que unas pequeñas turbulencias me despertaron para recordarme que estábamos llegando. El hotel elegido por Nico estaba muy cerca de la Estación Victoria y después de dejar las maletas nos fuimos al centro, primero el Palacio de Buckimham después nos acercamos hasta el Big Ben y paseamos por Hyde Park, las ardillas esos animales tan adorables y que hacen la delicia de los viajeros visitamos el London eye y nos perdimos por las calles del centro de la ciudad caminamos cerca de quince kilómetros y allí donde alcanzaba mi vista no podía dejar de tener fascinación por todo lo que mi vista alcanzaba.
Fuimos a cenar a una pequeña pizzeria era como estar el la bella italia, y nunca mejor dicho dentro de aquel pequeño lugar solo se escuchaban palabras en italiano nos gustó tanto que los siguientes días repetimos.
Al siguiente día fuimos a ver el cambio de guardia en Buckimham palace, mereció la pena la hora de espera y la maraña de gente que había para poder ver aquella guardia casi irreal haciendo su trabajo me gusto mucho y lo recomiendo a todo aquel que se plantee ir a Londres. Seguimos callejeando y fuimos a Trafalgar Squar y a Picadilly Circus, tengo que decir que la última vez que vi tanta luz junta fue en NY, me recordó a Times Square pero en pequeño, en diminuto, pero igual de bonito y seguimos caminando porque si tiene de bueno esta ciudad es que sus calles vale la pena caminarlas, empaparte de sus gentes, de sus escaparates, de sus tiendas, de sus bares porque Londres es majestuoso lleno de historia y todo te es familiar o bien gracias a las películas o de los libros. 
A la mañana siguiente nos perdimos por Nothin Hill me gustaron sus calles llenas de vida y de mercadillos, sus tiendas de segunda mano, y su mercado, después fuimos a comer a Picadilly cerca de allí hay el barrio chino comimos por allí y nos acercamos a Oxford Street a sumergirnos por las tiendas de los alrededores, más tarde subimos al London Eye, las vistas no puedo describirlas con palabras, el baile de colores fue impresionantes y las vistas de la ciudad también. Tengo que decir que el tiempo se comportó muy bien con nosotros, solo cayo una ligera lluvia un día después de cenar y creo que me gustó, el resto de los días el sol nos acompañó por nuestras aventuras y también que la chaqueta me molestó, y mucho. 
Ir a Londres y no subir a la  torre the shard es como ser vegetariano y tener una carniceria, algo casi totalmente impensable, vale la pena pagar lo que vale para ver las vistas impresionantes de la ciudad a 360 grados, con copa de cava incluida. Luego nos acercamos a la torre de Londres y sus alrededores, cualquiera que haya visto los Tudor o cualquier otra serie historia les sonará el escenario, era donde cortaban la cabeza a la gente, (lo se un sitio muy macabro, que se lo digan a Ana Bolena y las otras esposas de Enrique VIII) pero de gran interés histórico para cualquier persona que sea un poco inquieto. Nos paseamos cerca del río hasta llegar al Big Ben y allí nos comimos unos fish and chips. También nos acercamos a las galerías Harrod's donde me pude comprar un perfume que fuera de Inglaterra o los aeropuertos me es casi imposible de encontrar. 
Tengo que decir que Londres me ha cautivado, tanto que espero poder volver y seguir visitando las miles de cosas que nos han quedado pendientes, me ha gustado todo y hemos podido vivir la noche de halloween en primera persona, allí quién más quién menos esa noche se disfraza, y nosotros hicimos lo esperado nos fuimos de pubs y disfrutamos de la noche.
El día de volver llegó, no puedo deciros cual de las muchas cosas que he visto me han gustado porque creo que han sido todas.
Solo poner los pies en casa me puse en contacto con mi amiga Alicia y lo primero que salió de mi boca fue: nenaaa tenemos que buscar un vuelo para irnos un finde de chicas a Londres, tenemos que organizar una escapada para practicar nuestro ingles a mi amiga le ha parecido una idea estupenda, teniendo encuenta que es profesora , que tiene un horario poco flexible y tres niños es casi imposible pues lo tenemos todo en contra por mas que su marido ponga su empeño y sus ganas en quedarse con las tres joyas de la corona en casa, lo intentaremos queda pendiente una salida de chicas para el próximo año!!!






No hay comentarios:

Publicar un comentario