sábado, 12 de septiembre de 2015

CONCIERTO MANÀ

Cuando digo que me gusta Maná , me quedo corta, el día que me enteré que venían a Barcelona intenté comprar las entradas, lo primero que hice fue llamar a mi hermano y contárselo, él no lo dudó un minuto y me dijo que comprase las entradas que iríamos los dos, el me regaló las entradas, intente convencer a Nico para que también viniese pero como no tenía nada claro que estuviese aquí por las fechas señaladas decidió no comprar la entrada.
El día ha llegado y estamos camino de Barcelona, he cogido las entradas, he preparado el GPS y lo más importante unas ganas enormes de pasarlo bien.
Llegamos con suficiente tiempo como para aparcar bien el coche.
Nos pusimos a la cola y esperamos pacientemente para entrar.
Tengo de deciros que la mayoría de gente era un poco, no sé cómo expresarlo finamente sin herir a nadie,me pude sentir un poco extranjera, nada que no se arreglada con mis ganas de pasarlo bien, cuando estábamos esperando me llamó Nico, en estos momentos está en Italia, el trabajo es complejo y no sabe si podrá acabar a tiempo para volver a finales de semana, cosa que me preocupa ya que empieza las vacaciones. Pero yo sigo animándolo que haga lo correcto y que cuando acabe ya tendremos vacaciones.
Después de una hora de espera empezamos a entrar, encontramos el sitio con rapidez, estuvimos en una buena zona, ahora solo quedaba esperar, lo mejor estaba por venir.
A las diez en punto empezó el concierto, y con ello nosotros a cantar, saltar y bailar. Nos sabíamos todas las letras, disfrutábamos con las canciones, con la puesta en escena  y cuando estábamos tomando aire después de la tercera canción salió a cantar Shakira con Fer, fue mágico, la canción es realmente buena, valió la pena escucharlos en directo . El ritmo del concierto fue bueno, iban alternando algunas canciones lentas con otras rápidas, otras con más valor sentimental y algunas bastante rápidas, con ritmo y con fan incluida en el escenario.
En algunos momentos no pude evitar emocionarme, Nico siempre está a mi lado y en este caso no me esperaba ni en casa, y alguna canción habla de la pérdida y la pena de perder a alguien y es inevitable no tener un pensamiento para mi padre. Mis ojos se humedecieron, mi padre siempre está presente en este tipo de canciones.
En definitiva, llegué a casa muy cansada pero extremadamente feliz, me gustó el concierto pero aún más la compañía, pasar tiempo con mi hermano siempre es una alegría.
Hay varias cosas que no me gustaron:
Muy cerca de nosotros estaba la zona vip y resulta que había un futbolista bastante conocidos, para algunos, yo no sabía ni quien era, pero os aseguro que el equipo de seguridad se puso a su alrededor y nadie se pudo hacer fotos con él!!! Esto es España, una persona que vive de su imagen no tendría que ser tan poco accesible y alguna foto sí que tendría que facilitar.
Es el tercer concierto de Manà que voy, y es el más lento, en los anteriores la puesta en escena y el ritmo era más alto, aunque ya tienen una edad y seguir el ritmo debe costar lo suyo.

Aun y con los dos puntos en contra seguiré asistiendo a conciertos de Maná cuando vuelvan a mi país.




No hay comentarios:

Publicar un comentario