domingo, 23 de agosto de 2015

MASCOTAS, VERANO Y ENFERMEDADES

Hace días que estoy de enfermera, hace unos años decidimos adoptar una mascota, primero fue de forma temporal (durante el tiempo que mi padre se recuperaba de su enfermedad) pero finalmente y por mala suerte para todos mi padre nos dejó y Luna paso a ser la herencia familiar y la mascota de casa, han pasado cuatro años y todos nos hacemos mayores y luna no es una excepción, el año pasado ya tuvimos que tomar una decisión bastante importante referente a una operación puesto que en el caso que no la hiciéramos nuestra mascota solamente tenía unos seis meses de vida. Lo consensuamos con mi hermano y Nico y decidimos entre lágrimas operarla, fue todo un éxito pero con el corazón en un puño todo fue bien y la doctora se sorprendió de su pronta recuperación y las ganas de vivir.
A día de hoy Luna tiene una edad indeterminada, nadie la conoce!! Creo que es de la quinta de la Obregón o sea que nunca sabremos qué edad tiene. Actualmente está basta pasiva podríamos decir que mi mascota es de bajo consumo, a ella le gusta todo lo que no conlleve un gasto extremado de energía. O sea que se limita a comer salir a pasear y poco más y no os creáis ella pasea pero solo hasta la esquina de casa y no quiere ir más lejos. Lo que yo os digo, de bajo consumo.
Hace dos semana empezó con una infección en los ojos, junto con mi hermano decidimos ir al veterinario y resulta que cuando la vio nos cayó el chaparrón del siglo, pidiendo explicaciones del porque habíamos tardado tanto en llevarla  a lo que yo no puede callarme.
La situación era para salir corriendo, con los ojos a punto de salirme de las orbitas: usted no sabe en qué situación estoy! Ni  mi situación laboral ni la situación que tengo en mi casa y en mi caso de salud, que llevo toda de semana entre médicos.
Pero estos argumentos no la callaron.
Le hizo las pruebas correspondientes y tenía conjuntivitis con cataratas o sea que mi mascota está totalmente ciega. (Cosa que a mí no me importa mientras ella no sufra y se encuentre bien) la doctora nos dijo que ella está bien pero que se tenía que administrar unas gotas durante cinco días y si la cosa no mejoraba volver.
Hoy dos semanas después he decidido volver, pero no he encontrado a la doctora con más empatía de este mundo, me he encontrado a un doctor simpático donde los haya y el guapo también le acompañaba.. yo cuando lo he visto he sacado la cabrona que llevo dentro y he empezado a interesarme por el estado de mi mascota, como ayudarla y cuál es el mejor tratamiento y lo mejor ha sido cuando me ha dicho tendría que volver el viernes para controlar la presión del ojo, sino le baja le tendremos que poner el medicamento por vía y digo no hay problema tengo disponibilidad, seguiremos las indicaciones y el viernes sin falta estaremos aquí! Que horario haces? Y me dice de mañanas…
Cuando he salido de la consulta mi hermano me ha llamado y me dice cómo ha ido? Cuando se lo he explicado me dice bueno eso de que has quedado es discutible!!!! Será que tienes que llevarle a Luna y le digo si clarooooo lo importante es ella!! Pero yo iré cuando esté él, ya que pago al menos alegrarme la vista!!
Si es que no tengo remedio.
Con todo esto llevo todo el día pendiente de mi mascota, las gotas cada ocho horas y el colirio cuando me acuerdo.
Yo no tenía pensado  quedarme con un perro, en mi vida no había sitio para ella, pero cuando Nico lo vio, le dio tanta pena que decidió quedárselo, lo cuidamos durante la enfermedad de mi padre, y ahora es la herencia familiar o sea que las decisiones las tomamos a medias con mi hermano y Nico, la queremos incondicionalmente es una más de la familia.
 Yo soy la encargada de los medicamentos y poner orden el resto de personal se limita a malcriarla y hacerle la vida más amena.
Quiero mucho a mi mascota, y cada vez que voy al veterinario sufro lo que no está escrito por si le encuentran alguna cosa que no se pueda curar, pero os puedo asegurar y confirmar que no voy a tener más mascotas en mi vida. Es verdad dan mucho cariño, es la cosa más fiel que hay a mi alrededor a no ser que tengas un filete en la mano, te quiere de forma incondicional, pero ver como la vejez gana la batalla a las ganas de vivir me rompe el corazón.
Pero sí que animo a todas las personas que tengan pensado comprar un animar que primero se informen sobre la raza que quieren adquirir, los pros y los contras, y por otro lado intentar siempre la opción de la adopción. Hay muchos animales que necesitan un hogar y son muy agradecidos, siempre claro teniendo en cuenta las necesidades del animal y lo que uno les puede ofrecer, al final a veces acaba siendo mejor tener un pez y tenerlo bien que tener un perro y acabar abandonándolo.

Yo por mi parte seguiré cuidando y mimando a mi mascota, en el fondo lo hago encantada, es el único vínculo que nos queda con nuestro padre y de momento me niego a perder lo


No hay comentarios:

Publicar un comentario