domingo, 16 de agosto de 2015

LA DISTÀNCIA NO SIEMPRE ES EL OLVIDO


Desde hace dos semana estoy sola en casa, si lo sé no está nada mal. utilizo el tiempo para dedicármelo a mí misma y a mi mascota que anda un poco pachucha, ya tiene una edad, nadie lo quiera aceptar ni mi hermano ni yo nos hacemos a la idea de lo mayor que es pero de momento a parte de tener cataratas se conserva bastante bien.
Cuando empecé mi relación con Nico hace a nueve años no llevaba nada bien los viajes, la distancia y el cambio horario siempre lo teníamos todo en contra para poder hablar, y las comunicaciones no siempre eran buenas por lo que está claro que el Internet no llega a todo el mundo creo que a lo largo de estos años he aprendido mucho: en mi móvil llevo siempre el horario del país donde está el, intento tener siempre el skype encendido y ahora más que nunca nos comunicamos con whatsapp. Esta vez le ha tocado ir a Vietnam tengo una envidia insana puesto que creo que es un país que me gustaría visitar pero después de ver lo que costó su billete digamos que lo mío sé va a quedar en un intento.
Y os preguntareis porque os cuento todo esto? Pues a lo largo de este tiempo he tenido que aprender a vivir en soledad, muchas veces anhelamos ese instante de silencio, ese momento para nosotros, tiempo para tomar un café con una amiga…. etc
Yo al principio estaba muy cabreada con el mundo, los días se hacían eternos, cuando no podía hablar con él me cabreaba como una mona, cosa que no era bueno para nadie, ni para su trabajo ni para mis migrañas y mucho menos para la gente que me rodeaba pero llegó un día que con ayuda de mi psicóloga la cual iba por otros motivos me ayudó a entender que esta situación no me llevaba a ninguna parte y me hacía parecer una persona que no era por lo que decidí cambiar.
Cuando quieres cambiar un hábito es muy difícil lo fácil es dejarlo todo como esta y seguir con la rutina, pero yo tenía claro que o hacia un cambio o a la larga tendría que cambiar de pareja.
En la actualidad me sigue jorobando que Nico viaje, pero el hecho que yo esté en el paro tampoco da mucho margen puesto que con su sueldo podemos vivir, comer y llegar a final de mes o sea que cuando él se va de viaje yo aprovecho para dedicármelo a mí.
Este verano está siendo muy caluroso pero mi hermano que tiene vacaciones todo el mes de agosto ha plantado el campamento base en mi casa, y yo encantada de la vida, viene cada semana a pasar tres o cuatro días aprovechamos para ir a la playa, pasear, cocinar y disfrutar de la compañía mutua, porque si hay una cosa en este mundo que me gusta es pasar tiempo con mi hermano.
También aprovecho para leer, me encanta leer, por lo que cualquier momento es bueno para apagar la tele, coger el libro y perderme entre sus páginas siempre tengo un buen libro cerca para leer.
También aprovecho para hacer dieta, ya he bajado seis quilos, lo mío me cuesta, pero cada día voy al gimnasio a hacer ejercicio, no es que me guste, de hecho si hay alguien en este mundo que odie el ejercicio, esta soy yo, pero sin ello no se baja peso, y yo necesito bajar peso y ganar en salud por lo que para mí no hay más. Es una obligación no es discutible, junto con la nutricionista que está haciendo muy bien su trabajo.
Este año he ido bastante a la playa, siempre hay alguien dispuesto a pasar un buen rato tomando el sol, la hermana de Nico, Marina ella tiene bastante tiempo libre, la recojo en su casa, y nos vamos a una playa que está muy cerca de Playa de Aro, está muy bien y nada masificada, me encanta pasar tiempo con ella es una muchacha fresca, alegre, positiva, optimista y siempre con alguna anécdota que contar , con ella nunca me aburro siempre le pasan cosa que van envueltas de sonrisas y alegría.
No está siendo un mal verano, los mosquitos van a acabar conmigo pero eso no lo voy a poder evitar, tengo todo lo habido y por haber ah y lo que no me lo he inventado pero ni por esas, ellos siguen picándome, mi teoría es bien clara como me tomo medicación al picarme se quedan bien colocados y claro vienen a por más!!! Es la única explicación que se me ocurre a parecer un colador.

Todavía quedan cuatro días para que vuelva Nico, luego tendrá unos días de vacaciones y volverá a irse por lo que voy a aprovechar todo el tiempo que este en casa. Está claro que no valoramos lo que tenemos hasta que está bien lejos!! Yo lo aprendí mucho tiempo atrás por lo que valoro cada uno de los momentos que estamos juntos, es mi amigo, mi compañero, la persona más importante en mi vida por lo que aunque su trabajo consista en estar lejos , el mío es apoyarle incondicionalmente. 
VOLVERTE A VER

No hay comentarios:

Publicar un comentario