miércoles, 1 de abril de 2015

VACACIONES


Hoy hemos elegido las vacaciones con Nico, hemos estado mirando el calendario y eligiendo las semanas para irnos unos días y el resto repartidos entre puentes vacaciones de Navidad y algún día para mis médicos, cada año cuando llega este momento cruzo los dedos y rezo a todos los santos para no poder ir de vacaciones y tener un trabajo, pero al paso que vamos este ya será el tercer año que iré libremente de vacaciones sin tener un calendario impuesto por mi jefe.
Hace tres años pasé a engrosar la larga lista del paro, a quien no le ha pasado alguna vez quedarse sin trabajo???  Para mí fue la primera vez, desde el momento que empecé a trabajar siempre había enlazado mis trabajos, había sido diligente, responsable y aplicada, para mí, mi trabajo era una de las principales cosas en las prioridades de mi vida, la prueba es que a día de hoy tengo amista con ex
jefes y antiguos compañeros.
Pero en mi último trabajo todo cambio, era como trabajar en otro planeta, cuando cruzabas la puerta de la entrada era como entrar en la máquina del tiempo, donde los que llevaban veinte años tenían muchos privilegios, los nuevos como era mi caso no teníamos nada, ya venía justo que al cruzar la puerta nos dieran los buenos días, los primeros años mi departamento iba viento en popa y tiraba la empresa hacia delante, pero cuando la crisis se instauró en la empresa y los trabajadores empezaron a caer como moscas eso empezó a parecer la versión low cost de gran hermano, todos de pensaban que serían el siguiente y claro el ambiente se enrareció todavía más, mi último año fue el peor de mi vida, creo que me pasé más días en la cama con jaquecas que levantada haciendo mi vida, solo me levantaba para ir a trabajar, en mi caso, como era del grupo de los nuevos el cual era la última que quedaba para abandonar el barco y mi trabajo era mínimo yo estaba allí para dar mi apoyo a los departamentos emergentes del momento (puro sarcasmo) y claro me tocaba hacer lo que nadie quería, abandoné mi puesto habitual de trabajo para ocupar un espacio reducido de la recepción dando toda mi ayuda a las chicas que allí estaban, la mayoría de su tiempo lo dividían entre el Facebook y los cotilleos del programa de actualidad y algunos trucos de belleza, con todo este trabajo por delante no me extraña que se les acumulara el trabajo, o sea que yo me pasaba el día entrando encuestas en una web, contestar el teléfono y cuando preguntaba o pedía ayuda aguantar los desplantes y las malas caras de las susodichas, eso me provocaba tal estrés que cada día salía de mi puesto de trabajo con mi mejor sonrisa, y mi mejor cara, pero cuando me subía a mi coche me pasaba las horas llorando, no podía con la situación los desplantes las malas palabras y las malas caras.
Aguanté la situación como buenamente pude, no creo que nadie puede decir que nadie recibiera por mi parte una mala palabra o una mala contestación, aunque por mis adentros en ese momento les quisiera arrancar la cabeza y hacerla picadillos.
Nico cada vez que me veía y mi estado iba increchento me decía que lo dejada, que ya me saldría otra cosa, pero la verdad es que a mí me educaron que los trabajos no se dejan y menos en los años en que estamos, yo tenía claro que no me iría, que si querían que me fuera que me tendrían que echar, puesto que cada vez había menos trabajo ya me tocaría….
Pero mientras las brujas del ala norte, por decirlo finamente seguían pisándome, creo que era su momento del día, aquel en que me tenían que mandar tareas imposibles de hacer, y hechas para ayer.
Pero como todo llega yo aguantaba como podía, ansiolíticos, toda clase de medicamentos para la migraña, horas de psicólogo.Y largas horas de llamadas telefónicas con Beatriz, su soporte incondicional junto con Nico fue lo único que me mantuvo a flote.
Un día mi jefe me llamó a su despacho, recuerdo que hacía un calor sofocante, ese hombre era más agarrado que un chotis, y el aire acondicionado creo que a día de hoy todavía lo tiene por estrenar por lo que el efecto sauna y cuando empezó el discurso vi la luz, bueno y el calor….
Mira Gala, estamos pasando tiempos difíciles, eres muy competente, pero eres la última que queda de tu departamento y tenemos que cerrarlos y claro, (esto me cuesta mucho) ,ya no nos queda trabajo para ti y tenemos que prescindir de tus servicios.
Estas palabras me sonaron a Gloria, lo sé en los tiempos que corren soy una inconsciente, pero de seguir trabajando en ese puesto con esa gente tan nociva hubiera acabado en un psiquiátrico, y lo primero que salió de mi boca fue : que día quiere que plegué?? Mañana? El lunes? Noo a final de mes. Pero Gala eres la primera persona que le digo que se va a quedar sin trabajo y le cambia la cara, que cara de felicidad se te ha puesto (a ver señor no le da que pensar? Usted se cree que lo que tiene alrededor es lo más mejor del mundo, no cree que al igual se está equivocando?
Después de esta conversación pasé a trabajar a media jornada, pero aun así  los días parecían ir marcha a tras aun así el día que me  despedí sentí una gran incertidumbre delante el futuro pero con una gran liberación.
REFLEXIÓN

A partir de ese año he sido libre para  ir de vacaciones según los sitios que queremos ir y las mejores fechas. Y este año será igual, las cosas no han cambiado, sigo sin trabajo pero con mucha tranquilidad.
Desde el día que me quedé sin trabajo siempre me he preguntado, cuanta gente hay que aguanta carros y carretas porque no tienen opción a cambiar de trabajo porque la situación familiar no se lo permite y tal como está el país no está la cosa como para ir probando e ir cambiando??
Cuanta gente hay que no paga el salario que corresponde con contratos precarios sin derechos y con el agravante que cuando eres mujer y llegas a una edad has llegado a la muerte laboral puesto que todos piensan que llevas unas madre en el interior y no te contratan por si acaso.
Y en el caso que tengas hijos  es problema: cuando enferman hay el problema de que pidas demasiados días libres.
Si no tienes hijos hay el problema que llegue el momento que quieras tenerlos
Y yo digo, no tendrías que intentar reinventar un país donde los más débiles y vulnerables tuvieran una oportunidad y sus sueños pudieran realizarse sin miedo a ser soñados.



No hay comentarios:

Publicar un comentario