sábado, 7 de marzo de 2015

TE ECHO DE MENOS PAPA...


Te echo de menos 
La relación con mi padre no había sido la mejor del mundo, si dijese lo contrario mentiría, pero era mi padre, el cáncer me lo arrebató cuando mejor estábamos, cuando empezábamos a conocernos, fue fulminante y, tengo que decir que aunque él lo sabía nunca dijo nada, no le escuchamos quejarse ni una sola vez, no perdió su peculiar forma de ver el mundo ni su ironía. Con quien mejor se llevaba, con diferencia era con Nico, él le mandaba fotos de sus viajes y le contaba anécdotas, se entendieron desde el primer momento, a mí me hicieron falta treinta y cinco años para entender a mi padre, y ahora que no esta es cuando más comprendo su forma de ser de pensar y de actuar. Fue un espíritu libre, una persona única .por suerte en este mundo no hay otro igual, no creo que estuviéramos preparados, ahora enserio, fue un ser único ahora lo sé, no supinos entendernos primero nos separó su alcoholismo, después mi rebeldía más tarde mi testarudez .La vida no nos lo puso fácil, ahora veo lo mucho que me equivoque, y cuando realmente te empezaba a conocer te fuiste. Lo sé tú no querías, nos dejaste tus anécdotas, tu carácter y porque no tus gens (según dicen me parezco tanto a ti) tengo tú mismo carácter, y tu genio y poco más, ahora veo lo cruel que puede ser el ser humano cuando parte del desconocimiento, y que el alcoholismo no solamente destruye al alcohólico sino que se lleva todo lo que tiene a su alrededor: familia, amigos trabajo .Fue tan duro perder lo todo y empezar de cero. Se tiene que tratar como una enfermedad. Te hundió a ti pero por el camino se llevó muchos de nuestros sueños y parte de nuestra vida en común, madurar a una edad temprana siempre acaba pasando factura, pero daría todo lo que tengo, y cuando digo todo es todo por haber pasado un día más contigo, porque al final fuimos amigos, cómplices y porque no recupere a un padre perdido. justo hoy hace tres años que te fuiste y no sabes cómo te echamos de menos. Seguimos recordándote más que nunca pero las lágrimas que caen por mis ojos me dicen que mi dolor todavía no ha cicatrizado suficiente, espero que llegue el día que pueda hablar de ti con nostalgia, alegría pero nostalgia porque tres años después no lo he conseguido te diré lo que tan pocas veces te dije
Te quiero Papa

“ Aunque ya nadie puede devolver el resplandor en la hierba y la gloria en las flores no hay que afligirse la belleza siempre estará en el recuerdo”



No hay comentarios:

Publicar un comentario